#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 p,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 em,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 .column-title,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 .text-divider-double,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 .sep,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 .sep-2,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 .sep-3,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 td,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 th,#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22 caption{color:#70707c;}#wpv-column-420df6f88512d0510e53f300eb8c0b22:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Dolor o sensibilidad en el hueso

Dolor o sensibilidad en el hueso, dolores en los huesos o dolor óseo es una dolencia u otra molestia en uno o más huesos.

Consideraciones generales

El dolor óseo se observa con menos frecuencia que el dolor articular y el dolor muscular. La fuente de un dolor óseo puede ser obvia, como en el caso de una fractura después de un accidente o puede ser más sutil, como en el caso de cáncer que se disemina (hace metástasis) al hueso. Cualquiera sea la causa, el dolor óseo siempre debe tomarse en serio y se debe buscar asistencia médica en cualquier momento que se presente.

Causas comunes

El dolor óseo puede ser ocurrir con muchas lesiones o afecciones:

  • Cáncer en los huesos (malignidad primaria)
  • Cáncer que se ha diseminado a los huesos (malignidad metastásica)
  • Interrupción del suministro sanguíneo (como en la anemia drepanocítica)
  • Hueso infectado (osteomielitis)
  • Infección
  • Lesión (traumatismo)
  • Leucemia
  • Pérdida de mineralización (osteoporosis)
  • Sobrecarga
  • Fractura infantil (tipo de fractura por tensión que ocurre en niños que están aprendiendo a caminar)
Cuidados en el hogar

En caso de un dolor óseo inexplicable, se debe consultar con el médico.

Se debe llamar al médico si

Cualquier dolor o sensibilidad en los huesos se debe tomar muy en serio y se recomienda consultar con el médico en caso de presentarse alguno de manera inexplicable.

Lo que se puede esperar en la clínica

El médico hará preguntas acerca de la historia clínica y llevará a cabo un examen físico.

Las preguntas de la historia clínica pueden ser:

  • Localización del dolor:
    • ¿Siente dolor en los antebrazos, manos, parte inferior de las piernas o pies (extremidades distales)?
    • ¿Siente dolor en la parte principal del brazo o la pierna?
    • ¿Siente dolor en los talones (dolor calcáneo)?
  • Patrón y tiempo del dolor:
    • ¿Cuándo sintió el dolor por primera vez (a qué edad comenzó el dolor)?
    • ¿Desde cuándo siente el dolor?
    • ¿Está empeorando?
  • ¿Qué otros síntomas presenta?
[/list] Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son:
Dependiendo de la causa del dolor, el médico puede prescribir:
  • Antibióticos
  • Medicamentos antinflamatorios
  • Hormonas
  • Laxantes (si se presenta estreñimiento durante el reposo prolongado en cama)
  • Analgésicos
Para el tratamiento de la osteoporosis, ver el artículo sobre osteoporosis.

Temas relacionados sobre Dolor o sensibilidad en el huesoNombres alternativos

Dolores en los huesos, Dolor óseo

Referencias

Choi L. Las lesiones por sobreuso. En: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee & de Drez Ortopédica de Medicina Deportiva. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2009:chap 14.

Lorenzo JA, Canalis E, Raisz LG. Enfermedad ósea metabólica. En: Kronenberg HM, Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, eds. Williams Libro de texto de Endocrinología.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94