#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e p,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e em,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e .column-title,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e .text-divider-double,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e .sep,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e .sep-2,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e .sep-3,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e td,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e th,#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e caption{color:#70707c;}#wpv-column-4dbb116ec679e2a425671e2f1454316e:before{background-color:transparent;}
Consulta de Psicología
En la Unidad de Psicología de la Clínica Dam se desarrollan programas de orientación y apoyo psicológico, así como psicoterapia individual con niños, adolescentes y adultos. Además, se realiza terapia familiar y de pareja. Precio 45 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Delirium tremens

Delirium tremens es una forma grave de la abstinencia alcohólica que involucra cambios del sistema nervioso o mentales repentinos e intensos.

Síntomas del delirium tremens

Los síntomas se presentan con mayor frecuencia al cabo de 72 horas después de la última bebida, pero pueden ocurrir hasta 7 o 10 días después del último trago.

Los síntomas pueden empeorar rápidamente y pueden abarcar:

  • Temblores corporales
  • Cambios del estado mental:
  • Convulsiones:
    • más comunes durante las primeras 12 a 48 horas después del último trago;
    • más comunes en personas con complicaciones previas por abstinencia alcohólica;
    • usualmente, convulsiones tonicoclónicas generalizadas.
  • Síntomas de abstinencia alcohólica:
    • Ansiedad;
    • depresión;
    • dificultad para pensar con claridad;
    • fatiga;
    • alteración o nerviosismo;
    • sensación de temblor;
    • dolor de cabeza, general, pulsátil;
    • insomnio (dificultad para conciliar el sueño y permanecer dormido);
    • irritabilidad o excitabilidad;
    • Inapetencia;
    • náuseas;
    • piel pálida;
    • palpitaciones (sensación de percibir los latidos cardíacos);
    • cambios emocionales rápidos;
    • sudoración, en especial en la cara o en las palmas de las manos;
    • vómitos.
Otros síntomas que se pueden presentar son:
Causas del delirium tremens

El delirium tremens puede ocurrir cuando usted deja de beber después de un período de consumo excesivo de alcohol, especialmente si no ingiere suficiente alimento.

El delirium tremens también puede ser causado por un traumatismo craneal, infección o enfermedad en personas con antecedentes de alto consumo de alcohol.

Es más común en las personas que tienen antecedentes de abstinencia alcohólica, en especial en personas cuyo consumo es equivalente a 1.8 a 2.3 litros (4 -5 pintas) de vino o 3 1/2 a 4 litros (7 u 8 pintas) de cerveza (o medio litro de licor “fuerte”) todos los días, durante varios meses. El delirium tremens también afecta frecuentemente a aquellas personas que han tenido el hábito del alcohol o alcoholismo durante más de 10 años.

Pruebas y exámenes del delirium tremens

El delirium tremens es una emergencia médica.

El médico llevará a cabo un examen físico. Los signos pueden abarcar:

  • Sudoración profusa
  • Incremento del reflejo de sobresalto
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Problemas en el movimiento de los músculos oculares
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Temblores musculares rápidos
Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:
El tratamiento del delirium tremens

Los objetivos del tratamiento son:

  • Salvar la vida de la persona.
  • Aliviar los síntomas.
  • Prevenir complicaciones.
Se requiere hospitalización. El equipo médico regularmente verifica:
  • Los resultados del análisis bioquímico de la sangre, como los niveles de electrolitos.
  • Nivel de líquidos en el cuerpo.
  • Signos vitales (temperatura, pulso, frecuencia respiratoria y presión arterial).
Los síntomas, como convulsiones y arritmias cardíacas, se tratan con los siguientes medicamentos:
  • Anticonvulsivos como fenobarbital
  • Depresores del sistema nervioso central, como diazepam o lorazepam
  • Sedantes
Puede ser necesario poner al paciente en un estado de sedación durante una semana o más hasta que la abstinencia sea completa.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94