Ilustración: Tipos de Depresión
Consulta de Psiquiatría

Los especialistas en psiquiatría adaptan a las circunstancias particulares del enfermo las terapias, incluyendo un tratamiento integral a través de la orientación psicoterápica para encontrar solución médica a sus trastornos de personalidad.
Precio de la consulta 50 €

Aflicción

Aflicción, luto, congoja o duelo es una reacción a una pérdida grande y con mayor frecuencia es una emoción dolorosa e infeliz.

Síntomas de la aflicción

Puede haber cinco etapas de la aflicción. Estas reacciones podrían no presentarse en un orden específico y pueden, a veces, ocurrir juntas.

Además, no todas las personas experimentan todas estas emociones:

  • Negación, aturdimiento, incredulidad
  • Ira, culpar a otros
  • Hacer promesas (por ejemplo, “si me curo de este cáncer, nunca volveré a fumar”)
  • Estado de ánimo depresivo, tristeza y llanto
  • Aceptación, estar de acuerdo

Las personas que sufren aflicción pueden tener episodios de llanto, dificultad para dormir y falta de productividad en el trabajo.

Causas de la aflicción

La aflicción se puede desencadenar por la muerte de un ser querido.

Las personas también pueden experimentar aflicción si tienen una enfermedad incurable o una enfermedad crónica que afecte su calidad de vida.

Asimismo, la terminación de una relación significativa a menudo también puede ocasionar un proceso de aflicción.

Todas las personas experimentan la aflicción a su manera; sin embargo, hay etapas comunes para el proceso del duelo.

Éste comienza con el reconocimiento de la pérdida y continúa hasta que la persona finalmente la acepta.

Las respuestas de las personas a la aflicción serán diferentes, dependiendo de las circunstancias de la muerte.

Por ejemplo, si la persona que murió sufría una enfermedad crónica, se puede haber esperado que se presentara la muerte y la terminación del sufrimiento de la persona podría incluso haber llegado como un alivio.

Pero si la muerte fue accidental o violenta, llegar a un estado de aceptación podría tomar más tiempo.

Pruebas diagnósticas de la aflicción

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y hará preguntas acerca de los síntomas, incluyendo el sueño y el apetito. Los síntomas que duran algún tiempo pueden llevar a depresión clínica.

El tratamiento de la aflicción

La familia y los amigos pueden ofrecer apoyo emocional durante un proceso de aflicción.

Algunas veces, los factores externos pueden afectar el proceso de aflicción normal y las personas podrían necesitar ayuda de:

La fase aguda de la aflicción generalmente dura hasta 2 meses, pero algunos síntomas más leves pueden durar un año o más.

La asesoría psicológica le puede ayudar a una persona que sea incapaz de enfrentar la pérdida (reacción de aflicción por ausencia) o que sufra de depresión con aflicción.

Grupos de apoyo

El estrés causado por la aflicción se puede mitigar uniéndose un grupo de apoyo, donde los miembros comparten experiencias y problemas en común.

Ver también:

Expectativas (pronóstico)

Se puede requerir un año o más para superar los sentimientos fuertes de aflicción y aceptar la pérdida.

Complicaciones

La aflicción y la pérdida pueden afectar la salud general y pueden llevar a depresión o al consumo excesivo de alcohol o drogas.

La aflicción que dura más de dos meses y es tan grave que interfiere con la vida diaria puede ser un signo de una enfermedad más seria, como la depresión grave. Los medicamentos pueden ayudar.

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si:

  • Es incapaz de manejar la aflicción
  • Está consumiendo cantidades excesivas de drogas o alcohol
  • Se deprime mucho
  • Presenta una depresión prolongada que interfiere con su vida diaria

Prevención de la aflicción

La aflicción no se debe prevenir dado que es una respuesta saludable a una pérdida.

Ver el articulo completo