Consulta de Alergología

En el departamento de Alergología realizamos todas las pruebas necesarias para averiguar las causas, identificando los alergenos causantes del problema.
Precio de consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Enfermedad injerto contra huésped

Enfermedad injerto contra huésped es una complicación que puede ocurrir después de un trasplante de médula ósea o de células madre, en el cual el material recientemente trasplantado ataca el cuerpo del receptor del trasplante.

Ver también: rechazo al trasplante

Síntomas de la enfermedad injerto contra huésped

Los síntomas tanto en la EICH aguda como crónica van de leves a graves.

Los síntomas agudos y comunes abarcan:

Los síntomas crónicos pueden abarcar:

  • Resequedad en ojos y boca
  • Pérdida del cabello
  • Hepatitis
  • Trastornos pulmonares y del tubo digestivo
  • Erupción cutánea
  • Engrosamiento de la piel

Tanto en los síntomas crónicos como en los agudos el paciente es muy vulnerable a las infecciones.

Causas de la enfermedad injerto contra huésped

La enfermedad injerto contra huésped (EICH) ocurre en un trasplante de médula ósea o de células madre que involucra a un donante y a un receptor. La médula ósea es el tejido blando dentro de los huesos que ayuda a formar las células sanguíneas, incluyendo glóbulos blancos que son responsables de la respuesta inmunitaria. Las células madre normalmente se encuentran dentro de la médula ósea.

Dado que sólo los gemelos idénticos tienen tipos de tejido idénticos, la médula ósea del donante normalmente es un familiar cercano compatible, aunque no de manera perfecta, con los tejidos del receptor. Ver: examen de antígenos de histocompatibilidad.

Las diferencias entre las células del donante y los tejidos del receptor a menudo provocan que las células T (un tipo de glóbulos blancos) del donante reconozcan los tejidos corporales del receptor como extraños. Cuando esto sucede, las células recientemente trasplantadas atacan el cuerpo del receptor del trasplante.

La EICH aguda generalmente sucede dentro de los primeros 3 meses después del trasplante, mientras que la EICH crónica por lo general empieza más de 3 meses después del trasplante y puede durar toda una vida.

Las tasas de EICH varían del 30 al 40% entre los donantes y receptores emparentados hasta del 60 al 80% entre donantes y receptores sin parentesco. Cuanta más incompatibilidad o emparejamiento incorrecto haya entre el donante y el receptor, mayor será el riesgo de EICH. Después de un trasplante, el receptor por lo regular toma medicamentos que inhiben el sistema inmunitario, lo cual ayuda a reducir las posibilidades (o gravedad) de la enfermedad injerto contra huésped (EICH).

Pruebas diagnósticas de la enfermedad injerto contra huésped

Los exámenes que se realizan dependen generalmente de los síntomas, pero pueden abarcar:

El tratamiento de la enfermedad injerto contra huésped

El objetivo del tratamiento es inhibir la respuesta inmunitaria sin dañar las nuevas células. Los medicamentos que se utilizan comúnmente abarcan metotrexato, ciclosporina, tacrolimus, sirolimus, ATG y alemtuzumab, ya sea solos o combinados.

Los corticosteroides en altas dosis son el tratamiento más eficaz para la EICH aguda. A los pacientes que no responden a los esteroides se les administran anticuerpos contra las células T y otros medicamentos.

El tratamiento de la EICH crónica incluye prednisona (un esteroide) con o sin ciclosporina. Otros tratamientos abarcan mofetil micofenolato (CellCept), sirolimus (Rapamycin) y tacrolimus (Prograf).

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00