Consulta de Neurología

En la Unidad de Neurología de la Clínica DAM, proporcionamos servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las patologías que afectan al sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo.
Precio de la consulta 50 €


Ilustración:

Hipoxia cerebral

Hipoxia cerebral, encefalopatía hipóxica o encefalopatía anóxica ocurre cuando no llega suficiente oxígeno al cerebro. El cerebro necesita un suministro constante de oxígeno y nutrientes para funcionar.

La hipoxia cerebral se refiere a la parte externa del cerebro, un área llamada hemisferio cerebral. Sin embargo, el término con frecuencia se utiliza para referirse a la falta de suministro de oxígeno a todo el cerebro.

Síntomas de la hipoxia cerebral

Los síntomas de la hipoxia cerebral abarcan:

  • Cambio en la atención (distracción)
  • Deterioro de la capacidad de discernimiento
  • Movimientos descoordinados

Los síntomas de la hipoxia cerebral severa abarcan:

  • Estado de inconsciencia y falta de reacción total (coma)
  • Ausencia de la respiración
  • Ausencia de respuesta de la pupila del ojo a la luz

Causas de la hipoxia cerebral

En la hipoxia cerebral, sólo se interrumpe el suministro de oxígeno. Esto puede ser causado por:

En otros casos, se detienen tanto el suministro de oxígeno como de nutrientes, causado por:

Las células del cerebro son extremadamente sensibles a la falta de oxígeno. Algunas de éstas comienzan a morir en menos de cinco minutos después de interrumpirse el suministro de oxígeno. Como resultado, la hipoxia cerebral puede causar la muerte o daño cerebral grave de manera rápida.

Exámenes y pruebas de la hipoxia cerebral

La hipoxia cerebral usualmente se puede diagnosticar con base en la historia clínica y un examen físico o chequeos médicos de la persona. Se hacen exámenes para determinar la causa de la hipoxia y pueden ser:

Si sólo permanecen la presión arterial y la actividad cardíaca, el cerebro puede estar completamente muerto.

El tratamiento de la hipoxia cerebral

La hipoxia cerebral es una afección de emergencia que requiere tratamiento inmediato. Cuanto antes se restablezca el suministro de oxígeno al cerebro, más bajo será el riesgo de daño cerebral severo y de muerte.

El tratamiento depende de la causa de la hipoxia y lo más importante es la reanimación cardiopulmonar básica. El tratamiento implica:

  • Asistencia respiratoria (ventilación mecánica)
  • Controlar el ritmo y la frecuencia cardíaca
  • Líquidos, hemoderivados o medicamentos para elevar la presión arterial si está baja
  • Medicamentos, como fenitoína, fenobarbital, ácido valproico o anestésicos generales, para calmar las convulsiones

Algunas veces, se refresca a la persona con hipoxia cerebral para reducir la actividad de las células cerebrales y disminuir su necesidad de oxígeno. Sin embargo, el beneficio de este tratamiento aún no se ha establecido de manera rotunda.

Ver el articulo completo