Open/Close Menu Clínica privada de especialidades médicas en Madrid
Clínica Privada
#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 p,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 em,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 .column-title,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 .text-divider-double,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 .sep,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 .sep-2,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 .sep-3,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 td,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 th,#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2 caption{color:#70707c;}#wpv-column-0854e7acf4ea8a878629f06de6823df2:before{background-color:transparent;}
Pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual
Pruebas para detectar ETS enfermedades de transmisión sexual compuesto por serología (VIH, Hepatitis B, Sifilis) y cultivo de exudado uretral o vaginal (Gonorrea, Ureaplasma, Clamideas y Tricomonas). Precio 110 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Gonorrea femenina

Gonorrea femenina o enfermedad de la purgación en mujeres es una enfermedad de transmisión sexual, conocida comúnmente como “enfermedad de la purgación”, causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Ver Gonorrea masculina.

Síntomas de la gonorrea femeninaCausas de la gonorrea femenina

La gonorrea es una de las enfermedades infecciosas bacterianas más comunes y es más frecuentemente transmitida durante las relaciones sexuales, incluyendo las relaciones vaginales y tanto el sexo oral como el sexo anal.

La gonorrea es una enfermedad de notificación obligatoria y todos los gobiernos exigen que se informe de los casos de gonorrea diagnosticada a las autoridades de salud (State Board of Health), lo cual permite el adecuado seguimiento del paciente y de sus contactos sexuales.

Cada año, cerca de 400.000 casos de gonorrea se notifican a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos y probablemente hay muchos otros casos que se diagnostican y tratan pero no se denuncian.

Se estima que el número total de casos en ese país se acerca a 1.000.000, pero si se incluye el número de casos sin notificar, algunas estimaciones alcanzan los 2.000.000. De cualquier forma, una frecuencia de 400.000 casos por año significa que 1 de cada 687 ciudadanos estadounidenses tiene gonorrea (una frecuencia de 2.000.000 indica que 1 de cada 130 personas en los Estados Unidos está infectada).

Tiene una mayor prevalencia en las áreas metropolitanas grandes, áreas urbanas y poblaciones con bajos niveles educativos y personas con niveles socioeconómicos bajos. La gonorrea tiene una mayor prevalencia en el grupo de 15 a 29 años y dentro de los factores de riesgo para contraer la enfermedad se pueden mencionar: múltiples compañeros sexuales, compañero sexual con antecedentes de haber padecido cualquier enfermedad de transmisión sexual (ETS) y sexo sin protección (sin el uso de un condón).

La gonorrea se transmite muy fácilmente y puede contraerse durante el sexo oral, vaginal o anal. El agente causal puede infectar: la garganta y producir irritación de garganta severa (faringitis gonocócica); la vagina y desencadenar irritación con secreción (vaginitis); el ano y el recto en donde se origina una proctitis.

Además, los organismos pueden diseminarse por el tracto reproductor femenino, a través del cuello uterino y el útero, hacia las trompas de Falopio, que son los conductos que transportan el óvulo desde los ovarios hasta el útero.

Cuando la infección se disemina a las trompas de Falopio, lo cual ocurre de 10 a 15% de las mujeres que padecen gonorrea no tratada, se le llama EPI o enfermedad pélvica inflamatoria. Si las bacterias se diseminan más allá de las trompas de Falopio, pueden propagarse al espacio abdominal y causar una infección grave llamada peritonitis. La bacterias también se pueden diseminar hacia el torrente sanguíneo y causar gonococemia y puede localizarse en una articulación y causar artritis gonocócica.

La transmisión no sexual de la gonorrea puede ocurrir en raras ocasiones, como en los casos de mujeres infectadas que pueden transmitir la infección a su hijo durante el parto.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94