#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c p,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c em,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c .column-title,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c .text-divider-double,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c .sep,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c .sep-2,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c .sep-3,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c td,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c th,#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c caption{color:#70707c;}#wpv-column-81d4a143ac790f26790fcb65bb65c32c:before{background-color:transparent;}
Ecografía abdominal
Ecografía abdominal es utilizada para examinar los órganos internos del abdomen: hígado, vesícula biliar, bazo, páncreas y riñones por 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Colitis ulcerativa

Colitis ulcerativa o enfermedad inflamatoria intestinal es un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria (EII) que afecta el revestimiento del intestino grueso (colon) y el recto.

Ver también: enfermedad de Crohn

Síntomas de: Colitis ulcerativa

Los síntomas varían en gravedad y pueden comenzar gradual o repentinamente. Aproximadamente la mitad de las personas sólo tienen síntomas leves. Otras tienen episodios más graves que ocurren con mayor frecuencia. Muchos factores pueden llevar a que se presenten ataques, incluyendo infecciones respiratorias o estrés físico.

Los síntomas abarcan:

  • Dolor abdominal y cólicos que normalmente desaparecen después de una evacuación
  • Borborigmos (un sonido de gorgoteo o chapoteo que se escucha sobre el intestino)
  • Sangre y pus en las heces
  • Diarrea, desde sólo unos cuantos episodios a diarrea muy frecuente durante todo el día
  • Fiebre
  • Tenesmo (dolor rectal)
  • Pérdida de peso
El crecimiento de los niños puede ser lento.

Otros síntomas que pueden ocurrir con la colitis ulcerativa abarcan los siguientes:

Causas de: Colitis ulcerativa

La causa de la colitis ulcerativa se desconoce. Las personas que padecen esta afección tienen problemas con el sistema inmunitario, pero no está claro si los problemas inmunitarios causan esta enfermedad. Aunque el estrés y ciertos alimentos pueden desencadenar los síntomas, no causan la colitis ulcerativa.

La colitis ulcerativa puede afectar a cualquier grupo de edad, aunque hay picos en edades comprendidas entre los 15 y 30 años y de nuevo entre los 50 y 70.

La enfermedad comienza, por lo general, en el área del recto y puede comprometer todo el intestino grueso con el tiempo.

Entre los factores de riesgo están: tener antecedentes familiares de colitis ulcerativa o ser de origen judío.

Pruebas y exámenes

La colonoscopia con biopsia generalmente se utiliza para diagnosticar la colitis ulcerativa.

La colonoscopia también se utiliza para examinar a personas con colitis ulcerativa en busca de cáncer de colon, ya que esta enfermedad aumenta el riesgo de este tipo de cáncer. Si usted padece esta afección, debe hacerse examinar con colonoscopia aproximadamente de 8-12 años después de ser diagnosticado y que le realicen una colonoscopia de control cada 1 a 2 años.

Otros exámenes que se pueden hacer para ayudar a diagnosticar esta afección abarcan:

El tratamiento

Los objetivos del tratamiento son:

  • Controlar los ataques agudos
  • Prevenir los ataques repetitivos
  • Ayudar a cicatrizar el colon
En episodios graves, con frecuencia se necesita hospitalización. El médico especialista puede prescribir corticosteroides para reducir la inflamación. A usted le pueden suministrar nutrientes a través de una vía intravenosa (a través de una vena).

DIETA Y NUTRICIÓN

Ciertos tipos de alimentos pueden empeorar la diarrea y los síntomas de gases, sobre todo durante los momentos de enfermedad activa. Las sugerencias para la alimentación comprenden:

  • Comer cantidades pequeñas de alimento a lo largo del día.
  • Beber mucha agua (consumo frecuente de cantidades pequeñas a lo largo del día).
  • Evitar los alimentos ricos en fibra (salvado, frijoles, nueces, semillas y palomitas de maíz).
  • Evitar los alimentos grasos, grasosos o fritos y las salsas (mantequilla, margarina y crema espesa).
  • Limitar los productos lácteos si tiene intolerancia a la lactosa.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94