Consulta de Aparato digestivo

Como en la mayoría de los asuntos relacionados con nuestro cuerpo, sólo prestamos atención a nuestro sistema digestivo cuando empieza a dar problemas serios. Mientras tanto ingerimos alimentos sin preocuparnos mucho del efecto que puedan tener en nuestra salud digestiva.
Precio de consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Enteritis por radiación

Enteritis por radiación, enteropatía por radiación o lesión en el intestino delgado inducida por radiación es un daño al revestimiento de los intestinos debido a radioterapia, un tipo de tratamiento para el cáncer.

Síntomas de: Enteritis por radiación

Los síntomas pueden ser diferentes dependiendo de qué parte de los intestinos recibió la radiación.

Los cambios en las deposiciones pueden abarcar:

  • Sangrando o mucosidad del recto
  • Diarrea o heces acuosas
  • Sensación de necesidad de defecar la mayor parte o todo el tiempo
  • Dolor en el área rectal, sobre todo durante las deposiciones

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Inapetencia
  • Náuseas y vómitos
  • Cólicos o dolor de estómago

La mayoría de las veces, estos síntomas mejoran al cabo de 2 a 3 semanas después de que la radioterapia termina. Esto se denomina enteritis aguda por radiación.

Cuando síntomas se vuelven prolongados (crónicos), otros problemas pueden abarcar:

  • Diarrea con sangre
  • Heces grasosas o esteatorrea
  • Pérdida de peso

Causas, incidencia y factores de riesgo

La radioterapia utiliza rayos X de alta potencia, partículas o semillas radiactivas para destruir las células cancerosas.

Junto con las células cancerosas, la radioterapia también puede dañar células que conforman el revestimiento de los intestinos.

Cualquier persona que reciba radioterapia en el área abdominal o pélvica está en riesgo. Esto puede abarcar personas con cáncer de cuello uterino, páncreas, próstata, útero, colon o recto.

Exámenes y pruebas

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y hará preguntas acerca de la historia clínica.

Los exámenes no se necesitan con mucha frecuencia, pero pueden abarcar:

El tratamiento

Empezar una dieta baja en fibra en el primer día de la radioterapia puede ser útil.

Evitar los siguientes alimentos puede ayudar con los síntomas:

  • Alcohol y tabaco
  • Casi todos los productos lácteos
  • Café, té, chocolate y bebidas gaseosas con cafeína
  • Alimentos que contienen salvado integral
  • Frutas frescas y secas
  • Alimentos fritos, grasientos o grasos
  • Nueces y semillas
  • Palomitas de maíz, papitas fritas y rosquillas
  • Verduras crudas
  • Panes dulces y productos horneados
  • Algunos jugos de frutas
  • Condimentos fuertes

Los alimentos y bebidas que son mejores opciones abarcan:

  • Jugo de manzana o uva
  • Compota de manzana, manzanas peladas y bananos
  • Huevos, suero de la leche y yogur
  • Pescado, carne de aves y carne que haya sido asada a la parrilla o a la brasa
  • Verduras blandas y cocidas como puntas de espárragos, fríjoles verdes o negros, zanahorias, espinacas y calabaza
  • Patatas cocidas, hervidas o maceradas
  • Quesos procesados, como el queso americano
  • Mantequilla de maní suave
  • Pan blanco, macarrones o tallarines

Otras maneras de controlar los síntomas de la enteritis por radiación abarcan:

  • Comer alimentos a temperatura ambiente
  • Consumir comidas pequeñas con más frecuencia

Su médico puede sugerir o recetar ciertos medicamentos:

  • Fármacos que ayudan a disminuir la diarrea, como loperamida
  • Analgésicos
  • Espuma con esteroides que recubra el revestimiento del recto
  • Enzimas especiales para reponer las enzimas del páncreas

Tome bastante líquido (hasta 12 vasos de 220 ml) todos los días cuando tenga diarrea. Algunas personas necesitan líquidos a través de una vena (líquidos intravenosos).

El médico especialista puede optar por suspender o reducir la dosis de radiación por un período corto de tiempo.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00