Consulta de Alergología

En el departamento de Alergología realizamos todas las pruebas necesarias para averiguar las causas, identificando los alergenos causantes del problema.
Precio de consulta 50 €


Ilustración:

Intoxicación con etilenglicol

Intoxicación o envenenamiento con etilenglicol. El etilenglicol es un químico inodoro, incoloro y con sabor dulce que se encuentra en muchos productos domésticos, incluyendo: productos anticongelantes, descongeladores, detergentes, pinturas y cosméticos. Su ingestión ocasiona intoxicación.

Esto es únicamente para información y no para el uso en el tratamiento o manejo de una exposición real a tóxicos. Si usted experimenta una exposición, debe llamar al número local de emergencias (como el 112 en España)

Síntomas de la intoxicación con etilenglicol

El primer síntoma de la ingestión de etilenglicol es similar a la sensación causada por el consumo de alcohol (etanol). A las pocas horas, aparecen más efectos tóxicos. Los síntomas pueden comprender náuseas, vómitos, convulsiones, estupor e incluso coma.

Una sobredosis de etilenglicol puede causar daño al cerebro, los pulmones, el hígado y los riñones. La intoxicación causa alteraciones en la química corporal, incluyendo acidosis metabólica. Estas alteraciones pueden ser tan graves que causen un shock profundo, insuficiencia del órgano y la muerte.

Tan solo 120 milímetros (aproximadamente 4 onzas de líquido) de etilenglicol pueden ser suficientes para matar a un hombre de contextura normal.

Causas de la intoxicación con etilenglicol

El etilenglicol puede ser ingerido de manera accidental o puede ser consumido deliberadamente en un intento de suicidio o como sustituto del alcohol para beber (etanol).

Pruebas diagnósticas de la intoxicación con etilenglicol

La intoxicación con etilenglicol se debe sospechar en cualquier persona que resulte gravemente enferma después de beber una sustancia desconocida, en especial si inicialmente la persona parece estar embriagada sin que se presente el olor característico del alcohol en su aliento.

El diagnóstico de este problema usualmente se hace a través de una combinación de análisis de sangre, orina y otros como:

Los exámenes mostrarán niveles elevados de etilenglicol, alteraciones químicas en la sangre y posibles signos de insuficiencia renal y daño hepático o muscular.

El tratamiento de la intoxicación con etilenglicol

El objetivo del tratamiento es brindar apoyo a las funciones corporales vitales y eliminar el tóxico del cuerpo.

La mayoría de las personas que presenta intoxicación con etilenglicol deben ser llevadas a la unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital para realizarles un control exhaustivo y pueden requerir el uso de un respirador.

A aquellas personas que hayan ingerido etilenglicol recientemente, se les puede hacer un lavado gástrico (succión), lo cual puede ayudar a eliminar algo del tóxico.

Otros tratamientos pueden abarcar:

  • Carbón activado
  • Solución intravenosa de bicarbonato de sodio para neutralizar la acidosis severa
  • Medicamentos que retardan la formación de subproductos tóxicos en el cuerpo

La hemodiálisis se puede utilizar en casos severos para eliminar directamente el etilenglicol y otras sustancias tóxicas de la sangre. La diálisis reduce el tiempo que el cuerpo necesita para eliminar las toxinas. Este procedimiento también se requiere en pacientes que desarrollan insuficiencia renal severa a causa de la ingestión de etilenglicol y puede requerirse durante muchos meses después.

Expectativas (pronóstico)

Si se trata de manera oportuna, los pacientes que presenten intoxicación con etilenglicol se pueden recuperar, incluso de una insuficiencia renal o un estado de coma; sin embargo, si el tratamiento se demora o no se administra, la intoxicación con esta sustancia puede ser mortal.

Ver el articulo completo