#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 p,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 em,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 .column-title,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 .text-divider-double,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 .sep,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 .sep-2,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 .sep-3,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 td,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 th,#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657 caption{color:#70707c;}#wpv-column-4ff03e833b20136919351c9955859657:before{background-color:transparent;}
Pruebas de alergias
Averiguar si es alérgico es un importante primer paso para un tratamiento eficaz de la alergia. Hoy en día las pruebas de alergia son más cómodas y precisas que nunca. Cuando se combina con una detallada historia clínica, las pruebas de alergia puede identificar las causas específicas que desencadenan las reacciones alérgicas. Precio pruebas + consulta de alergología 100 €
Usted esta aquí:
Erupción en niños menores de 2 años

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Erupción en niños menores de 2 años

Erupción en niños menores de 2 años, erupción cutánea en bebés, miliaria o sudamina es un cambio en el color o textura de la piel, también llamado brote. Una erupción cutánea puede ser plana, con protuberancias, escamosa, de color rojo, de color piel, ligeramente más clara o más oscura que el color de la piel.

Consideraciones generales

La mayoría de las protuberancias y ronchas que se presentan en los recién nacidos son inofensivas y desaparecen por sí solas.

De lejos, el problema cutáneo más común en los bebés es la dermatitis del pañal, una irritación de la piel causada por humedad, orina o heces. La mayoría de los bebés que usan pañales tendrán algún tipo de esta dermatitis.

Sin embargo, hay otros trastornos cutáneos que pueden causar erupciones o brotes; aunque generalmente no son graves, a menos que estén acompañados de otros síntomas.

Causas comunes
  • La dermatitis del pañal (erupción en el área del pañal) es una irritación cutánea causada por la humedad prolongada y la interacción de la orina y las heces con la piel.
  • La dermatitis del pañal asociada con cándida es causada por un tipo de hongos levaduriformes, llamados cándida, que también ocasiona candidosis bucal. Esta erupción tiene un aspecto diferente al de la dermatitis del pañal; es muy roja y usualmente está acompañada de pequeñas protuberancias de color rojo en los bordes externos y requiere tratamiento con medicamentos.
  • La miliaria o sudamina es causada por la obstrucción de los poros que llevan a las glándulas sudoríparas. Es muy común en los niños pequeños, aunque puede presentarse a cualquier edad, particularmente en climas húmedos y cálidos. El bebé no suda y el sudor queda retenido en la piel, formando pequeñas protuberancias rojas u ocasionalmente pequeñas ampollas.
  • El eritema tóxico puede causar manchas o ronchas rojas y planas (usualmente con una protuberancia blanca similar a un grano en la mitad) que aparecen en casi la mitad de todos los bebés. Esta erupción rara vez aparece después de los 5 días de haber nacido el bebé y, por lo general, desaparecen entre 7 y 14 días y no es motivo de preocupación.
  • El acné en los bebés es provocado por la exposición a las hormonas de la madre. Se pueden observar protuberancias rojas, algunas veces con puntos blancos en la cara de los recién nacidos. Por lo general, el acné se presenta entre las 2 a 4 primeras semanas de vida, aunque puede aparecer hasta los 4 meses después del nacimiento y durar hasta los 12 o 18 meses.
  • Costra láctea (dermatitis seborreica) que produce descamación grasosa, parches con costras en el cuero cabelludo que aparecen en el bebé en los tres primeros meses. Por lo general, desaparece por sí misma, aunque algunos casos pueden necesitar tratamiento con medicamentos.
  • La urticaria son ronchas o habones de color rojo que parecen moverse alrededor del cuerpo. Por ejemplo, si se dibujara un círculo para marcar una de las ronchas, unas horas más tarde la roncha ya no estaría dentro del círculo, pero habría ronchas o habones en otras partes del cuerpo.
Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94