#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b p,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b em,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b .column-title,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b .text-divider-double,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b .sep,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b .sep-2,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b .sep-3,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b td,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b th,#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b caption{color:#70707c;}#wpv-column-3f63030768662e713f34c24fe449d11b:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Estrabismo

Estrabismo, estrabismo convergente (ojos bizcos), esotropía, exotropía, hipotropia, hipertropia, ojo estrábico, estrabismo divergente, desalineación de los ojos, estrabismo comitante o estrabismo incomitante es un trastorno en el cual los dos ojos no se alinean en la misma dirección y, por lo tanto, no miran al mismo objeto al mismo tiempo. La afección se conoce más comúnmente como “ojos bizcos” (estrabismo convergente).

Síntomas de estrabismo

Los síntomas del estrabismo pueden estar presentes todo el tiempo o sólo cuando usted está cansado o enfermo.

Los ojos no se mueven juntos y pueden parecer bizcos a veces.

El otro ojo parecerá volteado hacia afuera, arriba o abajo a partir de donde se enfoca el primer ojo.

Alguien con estrabismo también puede tener:

  • Pérdida de la percepción de profundidad
  • Visión doble
  • Pérdida de la visión
Causas, incidencia y factores de riesgo

Seis músculos diferentes circundan los ojos y trabajan “como un equipo” de manera que ambos ojos se puedan enfocar en el mismo objeto.

En alguien con estrabismo, estos músculos no trabajan juntos. Como resultado, un ojo mira a un objeto, mientras el otro ojo se voltea en una dirección diferente y se enfoca sobre otro objeto.

Cuando esto ocurre, se envían dos imágenes diferentes al cerebro: una desde cada ojo. Esto confunde al cerebro y éste puede aprender a ignorar la imagen proveniente del ojo más débil.

Si el estrabismo no se trata, el ojo que el cerebro ignora nunca verá bien. Esta pérdida de la visión se denomina ambliopía y también recibe el nombre de “ojo perezoso”. Algunas veces, la ambliopia se presenta primero y causa el estrabismo.

En la mayoría de los casos de estrabismo en niños, la causa se desconoce. En más de la mitad de estos casos, el problema está presente al nacer o poco después (estrabismo congénito).

La mayoría de las veces, el problema tiene que ver con el control muscular y no con la fortaleza del músculo.

Con menos frecuencia, los problemas con uno de los nervios o músculos o la restricción de la enfermedad de Graves pueden causar el estrabismo.

Algunos otros trastornos asociados con el estrabismo son:

  • Trastornos del cerebro y los nervios, como lesión cerebral traumática, accidente cerebrovascular, parálisis cerebral o síndrome de Guillain-Barré
  • Diabetes (causa una afección conocida como estrabismo paralítico adquirido)
  • Daño a la retina en niños que nacen prematuros
  • Hemangioma cerca del ojo durante la lactancia
  • Lesiones al ojo
  • Tumor en el cerebro o el ojo
  • Pérdida de la visión por cualquier enfermedad o lesión ocular
Los antecedentes familiares de la enfermedad son un factor de riesgo. La hipermetropía puede ser un factor contribuyente, especialmente en niños. Además, cualquier otra enfermedad que cause pérdida de la visión puede ocasionar estrabismo.

Pruebas diagnósticas

El examen físico abarcará una revisión detallada de los ojos. Igualmente se llevarán a cabo exámenes para determinar qué tan desalineados están los ojos.

Los exámenes de los ojos comprenden:

También se lleva a cabo un examen del cerebro y el sistema nervioso (neurológico).

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94