#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d p,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d em,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d .column-title,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d .text-divider-double,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d .sep,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d .sep-2,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d .sep-3,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d td,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d th,#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d caption{color:#70707c;}#wpv-column-36464895f30f9f150c8f8b7c3914a58d:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Sarcoma de Ewing

Sarcoma de Ewing, familia de tumores de Ewing o tumores neuroectodérmicos primitivos es un tumor óseo maligno (canceroso) que afecta a los niños.

Síntomas del sarcoma de Ewing

Hay pocos síntomas. El más común es el dolor y, ocasionalmente, hinchazón en el sitio del tumor.

Los niños pueden igualmente romperse un hueso en el sitio del tumor después de una lesión aparentemente menor (esto se denomina “fractura patológica”).

También puede presentarse fiebre.

Causas del sarcoma de Ewing

El sarcoma de Ewing se puede presentar en cualquier momento durante la niñez y comienzos de la edad adulta, pero generalmente se desarrolla en la pubertad cuando los huesos están creciendo rápidamente. Es 10 veces tan común en niños de raza blanca como en niños afroamericanos, africanos o asiáticos.

El tumor puede originarse en cualquier parte del cuerpo, generalmente en los huesos largos de los brazos y las piernas, la pelvis o el tórax, al igual que en el cráneo o en los huesos planos del tronco.

El tumor a menudo se disemina (metástasis) a los pulmones y a otros huesos. Al momento del diagnóstico, la metástasis está presente en aproximadamente un tercio de los niños con este tipo de sarcoma. En raras ocasiones, el sarcoma de Ewing puede ocurrir en adultos.

Exámenes y pruebas del sarcoma de Ewing

Si se sospecha de un tumor, los exámenes para ubicar el tumor primario y cualquier propagación (metástasis) con frecuencia abarcan:

Tratamiento del sarcoma de Ewing

El tratamiento lo debe realizar un especialista en cáncer (oncólogo) y con frecuencia incluye una combinación de:

[/list] Grupos de apoyo

Para buscar información y recursos adicionales, ver el artículo sobre grupo de apoyo para el cáncer.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de la ubicación del tumor y si el cáncer se ha diseminado o no. La mejor posibilidad de curación es una combinación de tratamientos que abarcan quimioterapia más radioterapia o cirugía, brindadas en una institución en donde traten frecuentemente este tipo de cáncer.

Complicaciones

Los tratamientos necesarios para combatir esta enfermedad presentan muchas complicaciones que deben ser evaluadas de manera individual.

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si su hijo tiene cualquiera de los síntomas de un sarcoma de Ewing. Un diagnóstico oportuno puede aumentar la posibilidad de un desenlace clínico favorable.

Temas relacionados sobre Sarcoma de EwingNombres alternativos

Familia de tumores de Ewing, Tumores neuroectodérmicos primitivos

Referencias

Baker LH. Bone tumors: primary y metastatic bone lesions. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 212.

Red Nacional Integral del Cáncer de Guías de Práctica Clínica en Oncología: Bone Cancer. National Comprehensive Cancer Network; 2010.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94