#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f p,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f em,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f .column-title,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f .text-divider-double,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f .sep,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f .sep-2,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f .sep-3,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f td,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f th,#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f caption{color:#70707c;}#wpv-column-a9ea93abf726c2e96c15f9c121e5e37f:before{background-color:transparent;}
Chequeo Ginecológico
Los reconocimientos médicos ginecológicos son las revisiones periódicas que se ha de someter la mujer con objeto de descartar una posible patología oculta que afecte a su aparato genital. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Miomas uterinos

Miomas uterinos, fibroides, fibromioma, leiomioma o mioma son tumores no cancerosos (benignos) que se desarrollan en el útero (matriz), un órgano reproductor femenino.

Causas de los miomas uterinos

Los miomas uterinos son el tumor pélvico más común. Una de cada 5 mujeres puede tener miomas en sus años de fertilidad (el tiempo después de comenzar la menstruación por primera vez y antes de la menopausia).

Los miomas generalmente afectan a las mujeres después de más de 30 años de edad, ocurren poco en mujeres menores de 20 años y a menudo se encogen y no causan síntomas en las que han llegado a la menopausia. Son más comunes en mujeres de raza negra que en mujeres de raza blanca.

Se desconoce la causa de los miomas en el útero. Sin embargo, el crecimiento de los miomas uterinos parece depender de la hormona estrógeno. En tanto una mujer con miomas esté menstruando, éstos probablemente seguirán creciendo, por lo general de manera lenta.

Los miomas uterinos pueden ser tan diminutos que puede ser necesario un microscopio para verlos. Sin embargo, también pueden crecer hasta un gran tamaño, pueden llenar todo el útero y pesar varios kilos. Aunque es posible que sólo se desarrolle un mioma uterino, generalmente hay más de uno.

Los miomas a menudo se describen por su localización en el útero:

  • Miometriales: en la pared muscular del útero
  • Submucosos: justo bajo la superficie del revestimiento uterino
  • Subserosos: justo bajo la cubierta externa del útero
  • Pediculados: se presentan en un tallo o pedúnculo largo en la parte externa del útero o dentro de la cavidad del útero
Síntomas de los miomas uterinos

Los síntomas más comunes de los miomas uterinos son:

  • Llenura abdominal, gases o estreñimiento
  • Sangrado entre períodos
  • Aumento de la polaquiuria
  • Sangrado menstrual abundante (menorragia), a veces con el paso de coágulos de sangre
  • Períodos menstruales que pueden durar más de lo normal
  • Calambres pélvicos o dolor con los períodos
  • Sensación de llenura o presión en la parte baja del abdomen
  • Dolor durante la relación sexual
Nota: a menudo no hay ningún síntoma.

Pruebas diagnósticas para los miomas uterinos

Un examen pélvico muestra un útero agrandado, de contorno irregular y con un aspecto tumoral. Este diagnóstico con frecuencia es confiable. En algunos casos, es difícil diagnosticar los miomas, especialmente en mujeres obesas. Los miomas uterinos se han confundido con:

  • Embarazo
  • Tumores ováricos
  • Inflamación de las trompas de Falopio
  • Adenomiosis uterina (una afección en la cual el revestimiento uterino se transforma en la pared muscular del útero)
Se puede realizar una ecografía transvaginal o una ecografía pélvica para confirmar el diagnóstico de miomas. Algunas veces, se utiliza una resonancia magnética de la pelvis para confirmar el diagnóstico.

Es posible que sea necesario realizar una biopsia endometrial (biopsia del revestimiento del útero) o una laparoscopia para descartar cáncer.

El tratamiento de los miomas uterinos

El tratamiento depende de diversos factores, como:

  • Edad
  • Salud general
  • Gravedad de los síntomas
  • Tipo de miomas
  • Si usted está en embarazo
  • Si desea tener hijos en el futuro
Algunas mujeres simplemente pueden necesitar exámenes pélvicos o ecografías de vez en cuando para vigilar el crecimiento del mioma.

El tratamiento para los síntomas de los miomas puede abarcar:

  • Pastillas anticonceptivas (anticonceptivos orales) para ayudar a controlar los períodos menstruales abundantes
  • Dispositivos intrauterinos (DIU) que liberen la hormona progestágeno para ayudar a reducir el sangrado abundante y el dolor
  • Suplementos de hierro para prevenir o tratar la anemia debido a los períodos abundantes
  • Antinflamatorios no esteroides (AINES), como el ibuprofeno o el naprosín, para cólicos o dolor
Se puede emplear la hormonoterapia (agonistas de hormona liberadora de gonadotropina [GnRH, por sus siglas en inglés] o inyecciones de Depo Leuprolide) para ayudar a reducir el tamaño de los miomas.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94