Consulta de Alergología

En el departamento de Alergología realizamos todas las pruebas necesarias para averiguar las causas, identificando los alergenos causantes del problema.
Precio de consulta 50 €

Los alergólogos diagnostican y tratan la rinitis alérgica, que se caracteriza por síntomas de picazón, ojos llorosos, estornudos, congestión y prurito nasal y rinorrea (secreción nasal), y pueden ser de temporada o todo el año.

Rinitis alérgica

Rinitis alérgica o alergias nasales es un conjunto de síntomas, predominantemente en la nariz y en los ojos, que ocurren cuando usted inhala algo a lo que es alérgico, como polvo, caspa o polen. Este artículo se enfoca sobre la rinitis alérgica debida a desencadenantes en espacios abiertos, como el polen de las plantas. Este tipo de rinitis alérgica comúnmente se conoce como rinitis alérgica. Para obtener información sobre otros tipos de alergias, ver:

Síntomas de la rinitis alérgica

Los síntomas que ocurren poco después de estar en contacto con la sustancia a la cual usted es alérgico pueden ser:

Los síntomas que se pueden desarrollar posteriormente abarcan:

  • Nariz tapada (congestión nasal)
  • Tos
  • Oídos tapados y disminución del sentido del olfato
  • Dolor de garganta
  • Círculos oscuros debajo de los ojos
  • Hinchazón debajo de los ojos
  • Fatiga e irritabilidad
  • Dolor de cabeza
  • Problemas de memoria y pensamiento lento

Causas de la rinitis alérgica

Un alergeno es algo que desencadena una alergia. Cuando una persona con rinitis alérgica inhala un alergeno, como el polen o el polvo, el cuerpo libera químicos, incluyendo histamina, lo cual ocasiona síntomas de alergia como picazón, hinchazón y producción de moco. La rinitis alérgica consiste en una reacción alérgica al polen. Una reacción similar ocurre con la alergia al moho, la caspa de animales, el polvo y alergenos inhalados similares. Los pólenes que causan la rinitis alérgica varían de una persona a otra y de una región a otra. Los pólenes diminutos y difíciles de ver muy a menudo causan esta fiebre. Los ejemplos de plantas comúnmente responsables por la rinitis alérgica abarcan:

  • Árboles (caducifolios o caducos y perennes)
  • Pastos
  • Ambrosía

La cantidad de polen en el aire puede jugar un papel en si se desarrollan o no los síntomas de rinitis alérgica. Es más probable que los días cálidos, secos y con viento tengan más cantidad de polen en el aire que los días fríos, húmedos y lluviosos, cuando la mayor parte del polen cae al suelo arrastrado por el agua. Algunos trastornos pueden estar asociados con las alergias, como el eccema y el asma. Las alergias son comunes, y el medio ambiente y los genes pueden hacer que uno sea más propenso a padecerlas. La probabilidad de que uno desarrolle o no alergias a menudo se transmite de padres a hijos. Si ambos padres tienen alergias, usted es más propenso a padecerlas. La posibilidad es mayor si es la madre quien tiene las alergias.

Pruebas y exámenes de la rinitis alérgica

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y hará preguntas acerca de los síntomas. La historia de los síntomas es importante para el diagnóstico de la rinitis alérgica, incluyendo el hecho de si dichos síntomas varían de acuerdo con el momento del día o la temporada y la exposición a mascotas u otros alergenos. Las pruebas para alergias pueden revelar las sustancias específicas que desencadenan los síntomas.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00