Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.
Precio de los chequeos: desde 90 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Histoplasmosis

Histoplasmosis o fiebre del valle del río Ohio es una infección debida al hongo Histoplasma capsulatum.

Síntomas de la histoplasmosis

Los síntomas dependen del tipo de infección:

  • Histoplasmosis pulmonar asintomática aguda: no se presentan síntomas
  • Histoplasmosis pulmonar sintomática aguda:
  • Histoplasmosis pulmonar crónica:
    • dolor torácico
    • tos, posiblemente expectorando sangre
    • fiebre
    • dificultad respiratoria
    • sudoración
  • Histoplasmosis diseminada:
  • Otros síntomas de histoplasma:

Causas de la histoplasmosis

La histoplasmosis es una infección micótica y se presenta en todo el mundo. En los Estados Unidos, esta infección es más común en los estados del sudeste, de la zona atlántica media y en los estados centrales.

La infección ingresa al cuerpo a través de los pulmones. El hongo histoplasma crece como un hongo en el suelo y la infección resulta de la inhalación de partículas transportadas por el aire. El suelo contaminado con los excrementos de aves o de murciélagos puede tener mayores concentraciones de histoplasma.

Puede haber un período corto de infección activa o puede volverse crónica y propagarse por todo el cuerpo.

La histoplasmosis puede ser asintomática. La mayoría de las personas que sí desarrollan síntomas tendrán un síndrome seudogripal y padecimientos pulmonares relacionadas con una neumonía o con otro compromiso pulmonar. Las personas con enfermedad pulmonar crónica, como el enfisema o la bronquiectasia, están en mayor riesgo de una infección más severa.

Aproximadamente el 10% de las personas con histoplasmosis desarrollará inflamación ( irritación e hinchazón) en respuesta a la infección inicial. Esto puede afectar la piel, los huesos o las articulaciones, o el revestimiento del corazón (pericardio). Estos síntomas no se deben a la infección micótica de esas partes del cuerpo, sino a la inflamación.

En un pequeño número de pacientes, la histoplasmosis puede volverse generalizada (diseminada) y comprometer la sangre, las meninges (cubierta externa del cerebro), las glándulas suprarrenales y otros órganos. Las personas muy jóvenes, muy ancianas o aquellas con un sistema inmunitario debilitado (debido por ejemplo a SIDA, cáncer o un trasplante) están en mayor riesgo de padecer histoplasmosis diseminada.

Exámenes y pruebas de la histoplasmosis

La forma de diagnosticar la histoplasmosis depende de las partes del cuerpo comprometidas. Los exámenes que se pueden realizar abarcan:

  • Biopsia de piel
  • Exámenes de orina, sangre o esputo para buscar signos de la infección de histoplasmosis
  • Tomografía computarizada del tórax
  • Radiografía de tórax
  • Punción raquídea para buscar signos de la infección en el líquido cefalorraquídeo (LCR)

El tratamiento de la histoplasmosis

El principal tratamiento para la histoplasmosis son los fármacos antimicóticos. La anfotericina B, el itraconazol y el ketoconazol son los tratamientos usuales.

Los antimicóticos se pueden administrar por vía intravenosa, dependiendo de la forma o etapa de la enfermedad.

En algunos casos, se puede necesitar un tratamiento prolongado con antimicóticos.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de la magnitud de la infección y de la salud general del individuo. La tasa de mortalidad es bastante alta para personas con histoplasmosis generalizada (diseminada) que no reciben tratamiento, pero se reduce significativamente cuando éste se realiza.

Complicaciones

  • Mediastinitis fibrosante (cicatrización del tórax que puede atrapar las siguientes partes del cuerpo):
    • los vasos mayores que llevan sangre hasta y desde el corazón
    • esófago
    • corazón
    • ganglios linfáticos
  • Síndromes inflamatorios que involucran:
  • Granuloma mediastinal: inflamación de los ganglios linfáticos en la cavidad torácica que pueden comprimir partes del cuerpo como el esófago y los vasos sanguíneos pulmonares
  • Efectos secundarios de los medicamentos (por ejemplo, la anfotericina puede tener efectos colaterales graves)
[/list] Además, las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado pueden presentar enfermedad diseminada, la cual puede infectar las meninges del cerebro (y causar meningitis).

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00