#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 p,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 em,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 .column-title,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 .text-divider-double,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 .sep,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 .sep-2,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 .sep-3,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 td,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 th,#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556 caption{color:#70707c;}#wpv-column-1183b3e2903f070e52909c3caf731556:before{background-color:transparent;}
Resonancia Magnetica de Cerebral
En muchos casos, la RM da información que no puede ser visto en rayos X, ecografía o TAC. La resonancia magnética de la cabeza puede ser utilizado para buscar la causa de dolores de cabeza. Precio 270 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Derivación ventriculoperitoneal

Derivación ventriculoperitoneal, derivación ventriculoperitoneal, fístula VP o revisión de derivación es una cirugía que se hace para aliviar el aumento de la presión dentro del cráneo debido al exceso de líquido cefalorraquídeo (LCR) sobre el cerebro (hidrocefalia).

Este artículo aborda principalmente la colocación de la derivación en los niños.

Ver también: presión intracraneal

Definición

Este procedimiento se hace en el quirófano bajo anestesia general y demora aproximadamente 1 ½ horas.

Se rasura el cabello del niño por detrás del oído y se hace una incisión o corte en forma de herradura (forma de U). Se hace otra incisión quirúrgica pequeña en el abdomen del niño.

Se perfora un agujero pequeño en el cráneo y se pasa un pequeño tubo delgado llamado catéter hasta un ventrículo del cerebro.

Se coloca otro catéter bajo la piel desde la parte posterior del oído, bajando por el cuello y el pecho, y por lo general hasta la cavidad abdominal (peritoneal). Algunas veces, este catéter va al área del tórax. El médico especialista puede hacer un pequeño corte en el cuello para ayudar a posicionar el catéter.

Se coloca una válvula (bomba de líquido) bajo la piel por detrás del oído y se fija a ambos catéteres. Cuando se acumula presión adicional alrededor del cerebro, la válvula se abre y el líquido excedente sale de éste hacia el área del tórax o el abdomen.

Las válvulas en las derivaciones más nuevas se pueden programar para drenar más o menos líquido desde el cerebro.

Por qué se realiza el procedimiento

En la hidrocefalia, hay una acumulación de líquido del cerebro y la médula espinal (líquido cefalorraquídeo o CSF). Esta acumulación de líquido ocasiona presión más alta de lo normal sobre el cerebro. El exceso de presión, o la presión que esté presente por mucho tiempo, dañará el tejido del cerebro.

Una derivación ayuda a drenar el exceso de líquido y aliviar la presión en el cerebro y se debe colocar tan pronto como se diagnostique la hidrocefalia.

Cuales son los riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Cambios en la presión arterial o la frecuencia respiratoria
Los riesgos de cualquier cirugía son:
  • Sangrado
  • Infección
Los posibles riesgos de la colocación de una derivación ventriculoperitoneal son:
  • Coágulo de sangre o sangrado en el cerebro
  • Inflamación del cerebro
  • La derivación puede dejar de funcionar y el líquido comenzará a acumularse en el cerebro de nuevo
  • La derivación puede resultar infectada
  • Infección en el cerebro
  • Daño al tejido cerebral
  • Convulsiones
Antes del procedimiento

Si el procedimiento no es una emergencia (cirugía planeada):

  • Coméntele al médico o a la enfermera qué fármacos, suplementos, vitaminas o hierbas toma su hijo.
  • Déle al niño cualquier fármaco que el médico le indicó suministrarle. No hay problema si se lo toma con un pequeño sorbo de agua.
  • El médico o enfermera le dirán a qué hora debe llegar al hospital.
Pregúntele al médico o enfermera respecto al hecho de comer y beber antes de la cirugía. Las pautas generales son:
  • Los niños mayores no deben consumir ningún alimento ni tomar leche durante 6 horas antes de la cirugía, pero pueden tomar líquidos claros (jugo o agua) hasta 4 horas antes de la operación.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94