Fobia social Fobia social es un miedo persistente e irracional ante situaciones que puedan involucrar el escrutinio y juzgamiento por parte de los demás, como en fiestas u otros eventos sociales. Síntomas de la fobia social Las personas con fobia social se tornan abrumadoramente ansiosas y tímidas en situaciones sociales diarias. Tienen un miedo intenso, persistente y crónico de ser vigiladas y juzgadas por otros, y de hacer cosas que las hagan sentirse avergonzadas. Ellas pueden preocuparse durante días o semanas antes de una situación a la que le temen. Este miedo puede volverse tan intenso que interfiere con el trabajo, el colegio y otras actividades ordinarias, y puede dificultar el hecho de conseguir y conservar amigos. Aunque muchas personas con fobia social se den cuenta de que sus miedos respecto a estar con la gente son excesivos o irracionales, son incapaces de vencerlos por su cuenta. La fobia social puede estar limitada a una situación (como hablar con personas, comer o beber o escribir en un tablero delante de otros) o puede ser tan amplia (como en la fobia social generalizada) que la persona experimenta ansiedad alrededor de casi cualquier persona distinta a los miembros de la familia. Los síntomas físicos que a menudo ocurren con la fobia social incluyen: Ruborizarse Dificultad para hablar Náuseas Sudoración profusa Temblores La fobia social es diferente de la timidez. Las personas tímidas son capaces de participar en funciones sociales, pero las personas con fobia social están limitadas por su afección hasta el punto en que afecta su capacidad para desempeñarse en el trabajo y en las relaciones interpersonales. Algunos de los miedos más comunes de las personas que padecen fobia social incluyen: Asistir a fiestas y otras reuniones sociales Comer, beber y escribir en público Conocer nuevas personas Hablar en público Utilizar…