Consulta de Alergología

En el departamento de Alergología realizamos todas las pruebas necesarias para averiguar las causas, identificando los alergenos causantes del problema.
Precio de consulta 50 €

Fosfato de calcio

Fosfato de calcio, fosfato tricálcico o fosfato tribásico de calcio. Es la intoxicación ocasionada por una sobredosis de fosfato de calcio, sustancia que se encuentra en algunos cosméticos, químicos industriales y cementos.

Elemento tóxico

Fosfato de calcio

Dónde se encuentra

  • Algunos productos cosméticos
  • Algunos químicos y cementos industriales

Nota: es posible que esta lista no sea definitiva.
Síntomas de Fosfato de calcio

La mayoría de los síntomas se observan en casos de sobredosis o exposiciones severas.

  • Pulmonares
    • dificultad respiratoria por la inhalación
    • inflamación en la garganta que también puede causar dificultad respiratoria
  • Ojos, oídos, nariz y garganta
    • fuerte dolor de garganta
    • fuerte dolor o ardor en nariz, ojos, oídos, labios o lengua
    • pérdida de la visión
  • Gastrointestinales
    • dolor abdominal fuerte
    • obstrucción intestinal
    • vómitos
    • quemaduras en el esófago
    • vómitos con sangre
    • sangre en las heces
    • náuseas
    • disminución del apetito
    • estreñimiento
  • Cardiovasculares
    • aparición rápida de hipotensión (presión sanguínea baja)
    • colapso
  • Cutáneos
    • irritación
    • quemadura
    • necrosis (orificios) en la piel o tejidos subyacentes
  • Sanguíneos
    • cambio severo en el pH (mucho o poco ácido en la sangre que lleva a daño en todos los órganos del cuerpo)
  • Sistema nervioso
    • confusión
    • delirio
    • estupor (falta de vigilia)
    • coma

Tratamiento en el hogar

Generalmente se considera que el fosfato de calcio es relativamente no tóxico, sin embargo, la ingestión o inhalación de grandes cantidades puede producir una intoxicación grave.

NO se debe provocar el vómito en la persona a menos que así lo indique el médico o el Centro de Control de Envenenamientos (centro de toxicología) y se debe buscar asistencia médica inmediata.

Si el químico entró en contacto con la piel o los ojos, se debe enjuagar con abundante agua durante al menos 15 minutos.

Si la persona ingirió el químico, se le debe suministrar agua o leche inmediatamente, a menos que el médico haya dado otras instrucciones. NO se recomienda suministrar leche o agua si el paciente presenta síntomas que dificulten la deglución tales como vómito, convulsiones o disminución del nivel de alerta.

Si la persona inhaló el tóxico, se le debe trasladar inmediatamente a un sitio donde pueda tomar aire fresco.

Antes de llamar al servicio de emergencia

Se debe determinar la siguiente información:

  • Edad, peso y condición del paciente
  • Nombre del producto (con sus componentes y concentración si se conocen)
  • Hora en que se ingirió
  • Cantidad ingerida

Centro de Control de Envenenamientos o número de emergencia local

Se puede llamar al centro nacional de toxicología. Esta línea nacional le permitirá a la persona hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de control de envenenamientos (centros de toxicología) en los Estados Unidos utilizan este número. Se recomienda llamar si se tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; se puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, se recomienda llevar consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El médico mide y vigila los signos vitales del paciente, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión sanguínea. El paciente puede recibir:

  • Líquidos por vía intravenosa
  • Medicamentos para tratar los síntomas
  • Carbón activado
  • Una sonda nasogástrica a través de la nariz hasta el estómago para vaciar este último (lavado gástrico)
  • Medicamentos para tratar una reacción alérgica (difenhidramina, epinefrina, prednisona)
  • Endoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para observar la magnitud de las quemaduras en el esófago y el estómago
  • Medicamento (antídoto) para neutralizar el efecto del tóxico
  • Irrigación (lavado de la piel), quizá con intervalos de pocas horas durante varios días
  • Desbridamiento cutáneo (remoción quirúrgica de la piel quemada)
  • Tubo de respiración
  • Oxígeno
  • Broncoscopia (colocación de una cámara a través de la garganta hasta las vías respiratorias para evaluar la magnitud de las quemaduras en dichas vías y en los pulmones)

Expectativas (pronóstico)

La evolución del paciente depende de la cantidad de tóxico ingerido o inhalado y de la prontitud con que se reciba el tratamiento.