Consulta de Neurología

En la Unidad de Neurología de la Clínica DAM, proporcionamos servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las patologías que afectan al sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo.
Precio de la consulta 50 €

Tumor hipotalámico

Tumor hipotalámico o glioma hipotalámico es una masa anormal en la glándula hipotalámica, que está localizada en el cerebro.

Síntomas del tumor hipotalámico

Estos tumores pueden causar diversos síntomas:

Tales síntomas se ven con mayor frecuencia en niños cuyos tumores afectan la porción anterior (frontal) del hipotálamo.

Algunos tumores pueden causar pérdida de la visión. Si los tumores bloquean el flujo del líquido cefalorraquídeo, se puede presentar dolores de cabeza y somnolencia a causa de la hidrocefalia (acumulación de líquido en el cerebro).

Algunos pacientes pueden tener convulsiones como resultado de los tumores cerebrales. Otros pacientes pueden desarrollar pubertad precoz y niveles de prolactina elevados a raíz de un cambio en el funcionamiento de la hipófisis.

Causas del tumor hipotalámico

La causa exacta de los tumores hipotalámicos se desconoce, pero es probable que resulten de una combinación de factores genéticos y ambientales.

En los niños, la mayoría de los tumores hipotalámicos son gliomas, un tipo común de tumor cerebral que resulta de un crecimiento anormal de los neurogliocitos, que son un tipo de células que apoyan a las neuronas. Los gliomas se pueden presentar a cualquier edad, pero con frecuencia son más agresivos en los adultos que en los niños.

En los adultos, es más probable que los tumores hipotalámicos resulten de la diseminación del cáncer desde otro órgano.

Las personas con neurofibromatosis, una afección hereditaria, están en mayor riesgo de desarrollar este tipo de tumor en particular. Asimismo, quienes se han sometido a la radioterapia están en mayor riesgo de presentar tumores en general.

Exámenes y pruebas del tumor hipotalámico

El médico especialista puede identificar un desarrollo anormal durante un chequeo regular. Éste realiza un examen neurológico, incluyendo la evaluación de la función visual. Asimismo, se pueden llevar a cabo análisis de sangre para verificar los desequilibrios hormonales.

Dependiendo de los resultados de la evaluación y de los análisis de sangre, una tomografía computarizada o una resonancia magnética pueden determinar la presencia de tumores hipotalámicos.

El examen del campo visual puede brindar más información acerca de qué tan gravemente está afectada la visión y puede ayudar a determinar si la afección está mejorando o empeorando.

El tratamiento del tumor hipotalámico

El tratamiento depende de la agresividad del tumor y de si es un glioma u otro tipo de cáncer. Las opciones de tratamiento incluyen combinaciones de cirugía, radiación y quimioterapia.

Los tratamientos especiales con radiación se pueden concentrar en algunos tumores (bisturí de rayos gamma) y pueden ser tan efectivos como la cirugía, pero ofrecen menos riesgo al tejido circundante. Es posible que sea necesario tratar con esteroides la inflamación cerebral causada por un tumor.

Los tumores hipotalámicos pueden producir hormonas o alterar la producción hormonal, llevando a desequilibrios que pueden requerir corrección. En algunos casos, puede ser necesario el reemplazo o la inhibición de la secreción hormonal.

Grupos de apoyo

Hay grupos de apoyo a nivel de los estados y en toda la nación para los pacientes con tumores hipotalámicos y sus familias, los cuales se pueden encontrar vía Internet.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de varios factores, a saber:

  • Tipo de tumor (glioma u otro tipo)
  • Localización del tumor
  • Grado del tumor
  • Tamaño del tumor
  • Edad y estado general de salud del paciente

En general, los gliomas son más agresivos en los adultos que en los niños y usualmente son indicio de un resultado desalentador.