#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d p,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d em,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d .column-title,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d .text-divider-double,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d .sep,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d .sep-2,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d .sep-3,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d td,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d th,#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d caption{color:#70707c;}#wpv-column-0289a42c87603849aaeadc2c2debab6d:before{background-color:transparent;}
Chequeo Urológico
Para prevenir o detectar cánceres urológicos tales como el cáncer de próstata o el cáncer de la vejiga urinaria detectado en etapas tempranas de enfermedades malignas se pueden tratar con más éxito. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II

Glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II o enfermedad de los depósitos densos es un trastorno renal que produce una disminución en el funcionamiento de los riñones, debido a la inflamación y cambios en los tejidos de las estructuras internas del riñón.

Síntomas de la glomerulonefritis membranoproliferativa tipo IICausas de la glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II

La glomerulonefritis es una inflamación de los glomérulos, las estructuras internas del riñón que ayudan a filtrar los desechos y líquidos de la sangre para formar la orina.

La glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II es una forma de glomerulonefritis, causada por una respuesta inmunitaria anormal. Depósitos de anticuerpos se acumulan en una parte de los riñones llamada la membrana basal glomerular, la cual ayuda a filtrar los desechos y líquidos adicionales de la sangre.

Los cambios en esta membrana llevan a la interrupción de la capacidad del cuerpo para filtrar la orina. La proteína y el líquido se escapan de los vasos sanguíneos a los tejidos corporales, llevando a un edema. Los productos de desecho nitrogenados pueden acumularse en la sangre (azotemia) debido al funcionamiento deficiente del riñón.

La glomerulonefritis membranoproliferativa II es mucho menos común que la glomerulonefritis membranoproliferativa I y ocurre en ambos sexos, generalmente antes de los 30 años de edad. También tiende a empeorar más rápidamente que el tipo I.

El trastorno a menudo es progresivo y puede ocasionar insuficiencia renal crónica.

Pruebas diagnósticas de la glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II

Los resultados del examen físico varían dependiendo de los síntomas. La hinchazón puede estar presente junto con signos de sobrecarga de líquidos, tales como sonidos anormales al auscultar los pulmones y el corazón con un estetoscopio.

La presión arterial a menudo está elevada, debido al aumento de la retención de agua y sodio (sal) y por el aumento en la producción de renina, una hormona que controla dicha presión arterial.

La glomerulonefritis membranoproliferativa II puede presentarse en varias formas. Se puede observar como síndrome nefrítico agudo, síndrome nefrótico o un análisis de orina anormal sin síntomas. El gasto urinario disminuye y se puede presentar hinchazón a medida que el agua y el sodio son retenidos en el cuerpo.

Estos exámenes ayudan a confirmar el diagnóstico:

Una biopsia del riñón confirma el diagnóstico de glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II.

El tratamiento de la glomerulonefritis membranoproliferativa tipo II

El tratamiento varía de acuerdo con los síntomas. Los objetivos abarcan la reducción de dichos síntomas, la prevención de las complicaciones y el retraso del empeoramiento de la enfermedad.

Los ajustes en la dieta pueden incluir restricciones en el consumo de sodio, líquidos, proteína u otras restricciones para controlar la hipertensión arterial, la hinchazón y la acumulación de productos de desecho en el torrente sanguíneo.

Los medicamentos utilizados para tratar esta afección y sus síntomas pueden ser:

  • Medicamentos antihipertensivos
  • Diuréticos
Finalmente, puede ser necesario recurrir a la diálisis o a un trasplante de riñón para manejar la insuficiencia renal.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94