#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 p,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 em,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 .column-title,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 .text-divider-double,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 .sep,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 .sep-2,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 .sep-3,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 td,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 th,#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513 caption{color:#70707c;}#wpv-column-42c0bd94ebf3eab423b7102628a02513:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Gota

Gota, hiperuricemia, gota tofácea, tofos o podagra es un tipo de artritis que ocurre cuando el ácido úrico se acumula en la sangre y causa inflamación articular.

  • La gota aguda es una afección dolorosa que normalmente afecta a una articulación.
  • La gota crónica corresponde a episodios repetitivos de dolor e inflamación que pueden comprometer más de una articulación.
Mire éste video sobre: Gota
Síntomas de la gota

Síntomas de gota aguda:

  • Los síntomas por lo regular comprometen sólo una o unas pocas articulaciones. Las articulaciones del dedo gordo del pie, la rodilla o el tobillo resultan afectadas con mayor frecuencia.
  • El dolor comienza súbitamente, a menudo durante la noche y con frecuencia se describe como pulsátil, opresivo o insoportable.
  • La articulación aparece caliente y roja. Por lo regular está muy sensible (duele al ponerle una sábana o cobija encima).
  • Puede haber fiebre.
  • El ataque puede desaparecer en varios días, pero puede retornar de vez en cuando. Los ataques adicionales por lo regular duran más tiempo.
Después de un primer ataque de gota, las personas no tendrán ningún síntoma. La mitad de los pacientes tendrá otro ataque.

Algunas personas pueden desarrollar artritis crónica. Aquéllas con artritis crónica desarrollan daño articular y pérdida de movimiento en las articulaciones. Igualmente tendrán dolor articular y otros síntomas la mayor parte del tiempo.

Los tofos son protuberancias debajo de la piel alrededor de las articulaciones o en otros lugares que pueden drenar un material blanquecino. Los tofos por lo regular se desarrollan sólo después de que un paciente haya tenido la enfermedad durante muchos años.

Causas de la gota

La gota es causada por tener niveles de ácido úrico superiores a lo normal en el cuerpo. Esto puede ocurrir si:

  • El cuerpo produce demasiado ácido úrico.
  • El cuerpo tiene dificultad para deshacerse del ácido úrico.
Si se acumula demasiado ácido úrico en el líquido alrededor de las articulaciones (líquido sinovial), se forman cristales de ácido úrico, los cuales hacen que la articulación se hinche y resulte inflamada.

La causa exacta se desconoce. La gota puede ser hereditaria. Es más común en los varones, las mujeres posmenopáusicas y las personas que beben alcohol. Las personas que toman ciertos medicamentos, como hidroclorotiazida y otros diuréticos, pueden tener niveles más altos de ácido úrico en la sangre.

La enfermedad también se puede desarrollar en personas con:

La enfermedad puede ocurrir después de tomar medicamentos que interfieran con la eliminación del ácido úrico del cuerpo.

Pruebas y exámenes de la gota

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

No toda persona con niveles altos de ácido úrico en la sangre tiene gota.

El tratamiento de la gota

Los medicamentos se deben tomar lo más pronto posible si usted tiene un ataque repentino de gota.

  • Tome antinflamatorios no esteroides (AINES), como ibuprofeno, naproxeno o indometacina tan pronto como los síntomas empiecen.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94