#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 p,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 em,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 .column-title,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 .text-divider-double,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 .sep,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 .sep-2,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 .sep-3,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 td,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 th,#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520 caption{color:#70707c;}#wpv-column-262531db0f170d60693513b065885520:before{background-color:transparent;}
Ecografía abdominal
Ecografía abdominal es utilizada para examinar los órganos internos del abdomen: hígado, vesícula biliar, bazo, páncreas y riñones por 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Gastroenteritis viral

Gastroenteritis viral, Virus de Norwalk, Infección por rotavirus o gripe estomacal es la inflamación del estómago y los intestinos a raíz de un virus. La infección puede llevar a que se presente diarrea y vómitos y, algunas veces, se le denomina “gripe estomacal”.

Síntomas de: Gastroenteritis viralOtros síntomas pueden ser:
  • Escalofríos
  • Piel fría y húmeda
  • Sudoración excesiva
  • Fiebre
  • Rigidez articular
  • Escape (incontinencia) de heces
  • Dolor muscular
  • Alimentación deficiente
  • Vómito con sangre (muy raro)
  • Pérdida de peso
Causas, incidencia y factores de riesgo

La gastroenteritis viral es una causa importante de diarrea grave tanto en adultos como en niños y muchos tipos de virus la pueden causar. Los más comunes son:

  • Astrovirus
  • Adenovirus entérico
  • Norovirus, también llamado virus similar a Norwalk, que es común entre niños en edad escolar
  • Rotavirus, la principal causa de gastroenteritis severa en niños y que también puede infectar a adultos expuestos a niños con el virus. Los brotes también pueden ocurrir en asilos de ancianos.
Estos virus se encuentran, con frecuencia, en el agua potable o en alimentos contaminados. Los síntomas de la gastroenteritis generalmente aparecen al cabo de 4 a 48 horas después de la exposición al agua o alimentos contaminados.

Las personas con el mayor riesgo de desarrollar gastroenteritis severa son, entre otros: los jóvenes, los ancianos y las personas inmunodeficientes.

Exámenes y pruebas

El médico buscará signos de que el cuerpo no tiene suficiente agua (deshidratación), como:

  • Boca seca o pegajosa
  • Estado letárgico o comatoso (deshidratación severa)
  • Hipotensión arterial
  • Ausencia o baja diuresis; la orina concentrada luce de color amarillo oscuro
  • Puntos blandos (fontanelas) notoriamente hundidos en la parte superior de la cabeza de un bebé
  • Ausencia de lágrimas
  • Ojos hundidos
Se pueden emplear exámenes para evaluar las muestras de materia fecal con el fin de identificar el virus específico. Esto normalmente no se necesita para la gastroenteritis viral. Se puede hacer un coprocultivo para identificar una causa bacteriana para la diarrea.

El tratamiento

El objetivo del tratamiento es prevenir la deshidratación, garantizando que el cuerpo tenga tanta agua y líquidos como se debe. Los líquidos y electrolitos (sales y minerales) perdidos en la diarrea o el vómito se deben reponer tomando líquidos adicionales. Incluso si usted no es capaz de comer, aún debe tomar líquidos adicionales entre comidas.

  • Los niños mayores y los adultos pueden tomar bebidas para deportistas tales como Gatorade, pero éstas no deben usarse para niños pequeños. En lugar de esto, use las soluciones de reposición de líquidos y electrolitos o helados disponibles en farmacias y tiendas de alimentos.
  • NO utilice jugo de frutas (incluyendo el jugo de manzana), refrescos o cola (con o sin burbujas), Jell-O (gelatina) o caldo. Todos tienen mucho azúcar, lo cual empeora la diarrea y no reponen los minerales perdidos.
  • Beba cantidades pequeñas de líquido (60 a 120 ml) cada 30-60 minutos, en lugar de tratar de forzar cantidades grandes de una sola vez, lo cual puede causar vómitos. Use una cucharita o jeringa para un bebé o un hijo pequeño.
  • La leche materna o la leche maternizada pueden continuarse junto con los líquidos adicionales. No es necesario cambiar a un preparado de soja (soya) para biberón.
El alimento se puede ofrecer frecuentemente en cantidades pequeñas.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94