#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b p,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b em,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b .column-title,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b .text-divider-double,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b .sep,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b .sep-2,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b .sep-3,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b td,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b th,#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b caption{color:#70707c;}#wpv-column-b571de4c9f56c2e9151b84edf2aca70b:before{background-color:transparent;}
Chequeos Médicos
Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Aliento fuerte

Aliento fuerte, halitosis o mal aliento es el olor del aire que uno exhala por la boca y, cuando es desagradable, característico o repugnante se denomina mal aliento o halitosis.

Consideraciones generales

Algunos trastornos producen olores específicos y característicos del aliento.

El mal aliento relacionado con una mala higiene oral es el más común y es ocasionado por la secreción de compuestos de azufre por parte de las bacterias en la boca.

Un aliento que huele a frutas se presenta a medida que el cuerpo trata de deshacerse del exceso de acetona a través de la respiración. Éste es un signo de cetoacidosis, que puede ocurrir en la diabetes, y es una afección potencialmente mortal.

El aliento que huele a heces se puede presentar con el vómito prolongado, especialmente cuando hay una obstrucción intestinal. También se puede presentar temporalmente si la persona tiene puesta una sonda través de la nariz o la boca hasta el estómago para drenar los contenidos gástricos (sonda nasogástrica) en el lugar.

En personas con insuficiencia renal crónica, el aliento puede tener un olor similar al amoníaco (también descrito como un olor parecido a la orina o a “pescado”).

Causas comunes

Si un aliento previamente normal se convierte en halitosis, las causas podrían ser:

  • Absceso dental
  • Alcoholismo
  • Caries dental
  • Prótesis dentales
  • Medicamentos:
    • paraldehído
    • triamtereno y anestésicos inhalados
    • inyección de insulina
  • Alimentos o bebidas consumidas (como repollo, ajo, cebollas crudas o café)
  • Presencia de un cuerpo extraño en la nariz (generalmente en niños)
    • con frecuencia (pero no siempre) hay una secreción blanca, amarillenta o sanguinolenta por una de las fosas nasales
  • Enfermedad de las encías (gingivitis, gingivoestomatitis)
  • Diente impactado
  • Infección pulmonar
  • Mala higiene dental
  • Sinusitis
  • Infección de la garganta
  • Tabaquismo
  • Suplementos vitamínicos (especialmente en grandes dosis)
[/list] Estas son algunas de las enfermedades que pueden estar asociadas con el aliento fuerte (no se presentan en orden de probabilidad y algunas son muy poco probables):
Cuidados en el hogar

Practique una higiene dental adecuada (especialmente la seda dental) y recuerde que los enjuagues bucales no son efectivos para tratar el problema subyacente.

El perejil fresco o una menta fuerte son con frecuencia formas efectivas de combatir temporalmente el mal aliento. Evite fumar. Por otra parte, siga la terapia prescrita para tratar la causa subyacente.

Se debe llamar al médico si
  • El aliento fuerte persiste y no hay una causa obvia (como el consumo de cigarrillo o la ingestión de alimentos que lo produzcan).
  • Si se presenta aliento fuerte y signos de una infección respiratoria, como fiebre, tos o dolor facial con secreción nasal.
Lo que se puede esperar en la clínica

El médico elaborará la historia médica y llevará a cabo un examen físico.

A usted le pueden hacer las siguientes preguntas sobre la historia clínica:

  • ¿Hay un olor específico?

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94