#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 p,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 em,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 .column-title,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 .text-divider-double,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 .sep,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 .sep-2,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 .sep-3,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 td,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 th,#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429 caption{color:#70707c;}#wpv-column-dc7952c823db1522c9f03bd83a006429:before{background-color:transparent;}
Chequeos Médicos
Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Leucemia de células pilosas

Leucemia de células pilosas es un cáncer inusual de la sangre que afecta a las células B, un tipo de glóbulo blanco (linfocito).

Síntomas de la leucemia de células pilosas
  • Tendencia a la formación de hematomas o sangrado
  • Sudoración excesiva (especialmente en la noche)
  • Fatiga
  • Sensación de llenura después de comer sólo una pequeña cantidad
  • Infecciones y fiebres recurrentes
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Debilidad
  • Pérdida de peso
Causas de la leucemia de células pilosas

La leucemia de células pilosas (LCP) es causada por la proliferación anormal de células B, las cuales presentan una apariencia “vellosa” bajo el microscopio, ya que tienen proyecciones finas que salen de su superficie.

La leucemia de células pilosas puede llevar a bajos conteos de células sanguíneas normales.

La causa de esta enfermedad se desconoce, afecta más a menudo a los hombres que a las mujeres y la edad promedio de diagnóstico es los 55 años.

Exámenes y pruebas de la leucemia de células pilosas

Durante un examen físico, el médico puede sentir un agrandamiento del bazo o del hígado. Se puede realizar una tomografía computarizada del abdomen para evaluar esta inflamación.

Un conteo sanguíneo completo (hemograma) generalmente muestra niveles bajos de glóbulos blancos y rojos, al igual que de plaquetas.

Con los análisis de sangre y una biopsia de médula ósea se pueden detectar células pilosas. Una citometría de flujo o un examen llamado fosfatasa ácida tartrato-resistente (TRAP) pueden confirmar el diagnóstico de cáncer.

El tratamiento de la leucemia de células pilosas

Es posible que no se necesite tratamiento para los estadios iniciales de esta enfermedad. Algunos pacientes pueden requerir una transfusión sanguínea ocasional.

En caso de necesitarse el tratamiento debido a los hemogramas muy bajos, se pueden utilizar varias drogas quimioterapéuticas. Se utiliza un fármaco llamado cladribina. En la mayoría de los casos, la quimioterapia puede aliviar los síntomas de la enfermedad durante muchos años. (Cuando los signos y síntomas desaparecen, se dice que uno está en remisión). El interferón puede aliviar los síntomas, pero es improbable que lleve a que se presente remisión.

La extirpación del bazo puede mejorar los conteos sanguíneos, pero no es probable que cure la enfermedad. Los antibióticos se pueden utilizar para tratar infecciones. Las personas con hemogramas bajos recibirán factores de crecimiento y, posiblemente, transfusiones.

Expectativas (pronóstico)

Los nuevos tratamientos de quimioterapia han mejorado enormemente la supervivencia de pacientes con leucemia de células pilosas. La mayoría de los pacientes con este tipo de leucemia pueden tener la esperanza de vivir 10 años o más después del diagnóstico.

Complicaciones

Los hemogramas o conteos sanguíneos bajos ocasionados por la leucemia de células pilosas pueden llevar a que se presente infección, fatiga y sangrado excesivo.

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico especialista si presenta sangrado significativo o también si tiene signos de infección, como sensación de malestar general, fiebre o tos persistentes.

Prevención de la leucemia de células pilosas

No existe una forma conocida de prevenir esta enfermedad.

Temas relacionados sobre Leucemia células pilosasNombres alternativos

Reticuloendoteliosis leucémica, HCL, Leucemia de células peludas

Referencias

Kantarjian H, O’Brien S. Las leucemias crónicas. In Goldman L, Ausiello D, eds.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94