#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 p,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 em,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 .column-title,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 .text-divider-double,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 .sep,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 .sep-2,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 .sep-3,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 td,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 th,#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572 caption{color:#70707c;}#wpv-column-f2d0ae45e578350592f27e7d2d112572:before{background-color:transparent;}
Ecografía abdominal
Ecografía abdominal es utilizada para examinar los órganos internos del abdomen: hígado, vesícula biliar, bazo, páncreas y riñones por 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Heces flotantes

Heces flotantes o heces que flotan usualmente se deben a la absorción deficiente (malabsorción) de nutrientes o gases (flatos) excesivos.

Consideraciones generales

Las heces flotantes se ven en una variedad de situaciones diferentes. La mayoría están relacionadas con la dieta u ocurren durante una infección gastrointestinal. Un cambio en la dieta puede conducir a un aumento en la cantidad de gas producido por bacterias que se encuentran en el tracto gastrointestinal (sano).

Las infecciones gastrointestinales (GI) agudas pueden producir aumento del gas en los intestinos, debido al movimiento rápido del alimento a través del tracto gastrointestinal. Una idea errónea es que las heces flotantes son provocadas por un aumento en el contenido de grasa de las heces. De hecho, es el aumento del gas en las heces lo que las hace menos densas y les permiten flotar.

El aumento en los niveles de nutrientes en las heces que no han sido absorbidos por el tracto gastrointestinal suministra las bacterias normales que viven en el intestino. Estas bacterias, a su vez, producen más gases. Esto provoca heces más abundantes en gases que flotan.

Causas comunes

Los cambios en la dieta, la diarrea y la absorción deficiente pueden causar heces flotantes. La mayoría de las causas son inofensivas y las heces flotantes desaparecen por sí solas cuando la infección termina o cuando las bacterias en el tracto gastrointestinal se adaptan a los cambios en dicha dieta.

Cuidados en el hogar

Las heces flotantes solas no son indicio de ninguna enfermedad o problema y no requieren cuidados en el hogar. Si un cambio en la dieta ha causado problemas, trate de encontrar y eliminar el alimento o alimentos dañinos.

Se debe llamar al médico si

Es importante consultar con el médico acerca de un cambio en las características de las heces si éste continúa más de un par de semanas. Si estos cambios están acompañados de sangre, fiebre o vértigo, consulte con el médico inmediatamente.

Lo que se puede esperar en la clínica

Normalmente, el médico elabora la historia clínica de la persona y de la enfermedad y realiza un examen físico.

Es posible que se soliciten muestras de materia fecal y análisis de sangre, aunque en la mayoría de los casos estos exámenes no serán necesarios.

A usted le pueden hacer las siguientes preguntas de la historia clínica:

  • ¿Cuándo notó las heces flotantes por primera vez?
  • ¿Sucede todo el tiempo o de vez en cuando?
  • ¿Cuál ha sido la dieta básica?
  • ¿Cambian las heces con un cambio en la dieta?
  • ¿Tiene otros síntomas?
  • ¿Son fétidas las heces?
  • ¿Tienen un color anormal (en especial, si son heces pálidas o de color arcilla)?
El tratamiento depende del diagnóstico específico. Siga estrictamente las instrucciones del médico, incluyendo las recomendaciones en la alimentación.

Temas relacionados sobre Heces flotantesNombres alternativos

Heces que flotan

Referencias

Bailey J. FPIN’s Clinical Inquiries: Effective management of flatulence. Am Fam Physician. 2009;79:1098-1100.

Ohge H, Levitt MD. El gas intestinal. En: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger & Fordtran’s Gastrointestinal y la enfermedad hepática. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2006: chap 10.

Contenido: 12 de abril de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94