#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 p,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 em,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 .column-title,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 .text-divider-double,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 .sep,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 .sep-2,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 .sep-3,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 td,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 th,#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1 caption{color:#70707c;}#wpv-column-b778c72536f22405038af6f0c6b921e1:before{background-color:transparent;}
Ecografía abdominal
Ecografía abdominal es utilizada para examinar los órganos internos del abdomen: hígado, vesícula biliar, bazo, páncreas y riñones por 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Sangre en las heces

Heces con sangre, hematoquecia, sangre en las heces, heces negras o melena. Las heces con sangre a menudo son una señal de lesión o trastorno en el tubo digestivo. El médico especialista puede utilizar el término “melena” para describir las heces negras, alquitranosas y fétidas o el término “hematoquecia” para describir las heces rojas o de color marrón.

Consideraciones

La sangre en las heces puede provenir de cualquier parte a lo largo del tubo digestivo desde la boca hasta el ano. Puede estar presente en cantidades tan pequeñas que usted no puede realmente verla y sólo se puede detectar mediante un análisis de sangre oculta en heces.

Cuando hay suficiente sangre para cambiar la apariencia de las heces, el médico particularmente necesitará saber el color exacto para ayudar a encontrar el sitio del sangrado. Para hacer un diagnóstico, el médico puede utilizar una endoscopia o estudios radiográficos especiales.

Las heces negras suelen indicar que la sangre proviene de la parte superior del tracto gastrointestinal que abarca el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado. La sangre tendrá una apariencia típica de alquitrán después de haber estado expuesta a los jugos digestivos del cuerpo a medida que pasa a través de los intestinos.

Las heces color marrón o rojo vivo por lo general sugieren que la sangre proviene de la parte inferior del tubo digestivo (intestino grueso, recto o ano). Sin embargo, algunas veces, un sangrado masivo o rápido en el estómago ocasiona heces de color rojo brillante.

La ingestión de regaliz negro, plomo, pastillas con hierro, medicamentos que contengan bismuto como Pepto-Bismol, o el consumo de arándanos también pueden ocasionar heces negras. Así mismo, las remolachas y los tomates algunas veces pueden hacer que las heces aparezcan de color rojizo. En estos casos, el médico puede examinar las heces con un químico para descartar la presencia de sangre.

El sangrado activo en el esófago o en el estómago, como en el caso de enfermedad de úlcera péptica, igualmente puede causar vómitos con sangre.

Causas de Sangre en las heces

La parte superior del tubo digestivo por lo regular causa heces negras debido a:

  • Vasos sanguíneos anormales (malformación vascular).
  • Un desgarro en el esófago debido a vómitos muy fuertes (desgarro de Mallory-Weiss).
  • Sangrado del estómago o úlcera duodenal.
  • Inflamación del revestimiento del estómago (gastritis).
  • Falta de flujo sanguíneo apropiado a los intestinos (isquemia intestinal).
  • Traumatismo o cuerpo extraño.
  • Vasos sanguíneos dilatados o demasiado grandes (llamados várices) en el esófago o el estómago.
La parte inferior del tubo digestivo por lo regular provoca heces de color marrón o rojo brillante, o heces con sangre debido a:
Cuándo llamar a un médico especialista

Llame al médico de inmediato si observa sangre o cambios en el color de las heces. Incluso si piensa que las hemorroides están causando la sangre en las heces, el médico debe examinarlo con el fin de verificar que no haya otra causa más grave.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94