Consulta de Neurología

En la Unidad de Neurología de la Clínica DAM, proporcionamos servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las patologías que afectan al sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hemorragia subaracnoidea

Hemorragia subaracnoidea o hemorragia en el espacio subaracnoideo es un sangrado en el área comprendida entre el cerebro y los delgados tejidos que lo cubren, llamada espacio subaracnoideo.

Síntomas de la hemorragia subaracnoidea

El síntoma principal es un dolor de cabeza intenso que comienza súbitamente y a menudo es peor cerca de la parte posterior de la cabeza. Los pacientes con frecuencia lo describen como “el peor dolor de cabeza experimentado” y diferente a cualquier otro tipo de dolor de cabeza. La jaqueca puede comenzar después de una sensación de estallido o crepitación en la cabeza.

Otros síntomas:

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad son:

Causas de la hemorragia subaracnoidea

La hemorragia subaracnoidea puede ser causada por:

La hemorragia subaracnoidea relacionada con una lesión a menudo se observa en los ancianos que han tenido caídas y se han golpeado en la cabeza. Entre los jóvenes, la lesión más común que lleva a una hemorragia subaracnoidea es un choque automovilístico.

La hemorragia subaracnoidea causada por un aneurisma cerebral que se abre (ruptura) ocurre en aproximadamente 40 a 50 de cada 100,000 personas de más de 30 años. La hemorragia subaracnoidea debido a la ruptura de un aneurisma cerebral es muy común en personas de edades comprendidas entre 20 y 60 años y es ligeramente más frecuente en las mujeres que en los hombres.

Los riesgos abarcan:

  • Aneurisma en otros vasos sanguíneos
  • Displasia fibromuscular (DFM) y otros trastornos del tejido conectivo
  • Hipertensión arterial
  • Antecedentes de poliquistosis renal
  • Tabaquismo

Un fuerte antecedente familiar de aneurismas también puede incrementar su riesgo.

Pruebas y exámenes de la hemorragia subaracnoidea

Los signos abarcan:

  • Un examen físico o chequeos médicos puede revelar rigidez en el cuello.
  • Un examen del cerebro y del sistema nervioso puede mostrar signos de disminución de la función nerviosa y cerebral (déficit neurológico focal).
  • Un examen oftalmológico puede mostrar disminución de los movimientos oculares, un signo de daño a los nervios craneales (en los casos más leves, pueden no observarse problemas en un examen ocular).

Si el médico piensa que usted puede tener una hemorragia subaracnoidea, se debe realizar una tomografía computarizada de la cabeza (sin medio de contraste) inmediatamente. En 5 a 10% de los casos, esta tomografía puede ser normal, especialmente si sólo ha habido un pequeño sangrado. Si la tomografía es normal, se debe efectuar una punción lumbar (punción raquídea).

Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM