#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 p,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 em,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 .column-title,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 .text-divider-double,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 .sep,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 .sep-2,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 .sep-3,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 td,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 th,#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420 caption{color:#70707c;}#wpv-column-f6dbdf72b3a00e4ceb53ab913f6f9420:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hemorragia intraventricular en recién nacido

Hemorragia intraventricular en recién nacido o hemorragia intraventricular (HIV) en recién nacidos es un sangrado dentro de las áreas llenas de líquido (ventrículos) en el cerebro. La afección se observa con más frecuencia en bebés prematuros.

Síntomas de la hemorragia intraventricular en recién nacido

Es posible qu no se presenten síntomas. Los más comunes que se observan en los bebés prematuros pueden abarcar:

  • Pausas respiratorias (apnea)
  • Cambios en la presión arterial y la frecuencia cardíaca
  • Disminución del tono muscular
  • Disminución de los reflejos
  • Sueño excesivo
  • Letargo
  • Succión débil
Causas de la hemorragia intraventricular en recién nacido

Los bebés nacidos antes de 30 semanas de embarazo tienen el riesgo más alto de presentar dicho sangrado. Cuanto más pequeño y más prematuro sea el bebé, mayor será el riesgo de presentar hemorragia intraventricular y esto se debe a que los vasos sanguíneos en el cerebro de los bebés prematuros aún no están completamente desarrollados y son sumamente frágiles. Los vasos sanguíneos se vuelven más fuertes después de las 30 semanas del embarazo.

La hemorragia intraventricular es más común en bebés prematuros que hayan tenido síndrome de dificultad respiratoria, hipertensión arterial u otras afecciones. La afección también puede ocurrir en bebés prematuros saludables que nacieron sin lesión. Este tipo de hemorragia puede desarrollarse en bebés a término, pero es muy poco común.

La hemorragia intraventricular rara vez está presente al nacer. Si ocurre, normalmente será en los primeros días de vida. La afección es bastante rara después de 1 mes de edad, sin importar qué tan prematuro haya sido el bebé al nacer.

La hemorragia intraventricular se divide en cuatro grupos, llamados grados. Cuanto mayor sea el grado, más intenso será el sangrado.

Los grados 1 y 2 involucran una cantidad pequeña de sangrado y normalmente no causan problemas a largo plazo.

Los grados 3 y 4 implican sangrado más intenso, el cual presiona o se filtra hacia el tejido cerebral. Se pueden formar coágulos de sangre y bloquear el flujo del líquido cefalorraquídeo, llevando a que se presente incremento de líquido en el cerebro (hidrocefalia).

Pruebas diagnósticas de la hemorragia intraventricular en recién nacido

Se recomienda una ecografía de la cabeza para todos los bebés nacidos antes de 30 semanas con el fin de detectar hemorragia intraventricular. El examen se hace una vez entre los 7 y los 14 días de vida.

Se sugiere una segunda ecografía cerca del momento en que originalmente se esperaba que el bebé naciera. El examen también se puede hacer si el niño tiene signos o síntomas de hemorragia intraventricular.

Se recomienda una tomografía computarizada de la cabeza si un bebé tiene síntomas después de un nacimiento difícil, un hemograma bajo o signos de problemas de sangrado.

Tratamiento de la hemorragia intraventricular en recién nacido

Actualmente, no hay ninguna forma de detener el sangrado asociado con la hemorragia intraventricular. El equipo médico mantendrá al bebé lo más estable posible y tratará los síntomas en la forma apropiada.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94