Consulta de Aparato digestivo

Como en la mayoría de los asuntos relacionados con nuestro cuerpo, sólo prestamos atención a nuestro sistema digestivo cuando empieza a dar problemas serios. Mientras tanto ingerimos alimentos sin preocuparnos mucho del efecto que puedan tener en nuestra salud digestiva.
Precio de consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hepatitis C

Hepatitis C es una enfermedad viral que lleva a hinchazón (inflamación) del hígado.

Síntomas de: Hepatitis C

La mayoría de las personas que estuvieron recientemente infectadas con hepatitis C no tienen síntomas y aproximadamente el 10% presenta ictericia que mejora.

De las personas que resultan infectadas con el VHC, la mayoría desarrolla infección crónica por este virus y por lo general no hay ningún síntoma.

Si la infección ha estado presente durante muchos años, el hígado puede tener cicatrización permanente, una afección llamada cirrosis. En muchos casos, es posible que no haya síntomas de la enfermedad hasta que se presente la cirrosis.

Los siguientes síntomas se podrían presentar con la infección por hepatitis C:

Causas de: Hepatitis C

La infección de hepatitis C es causada por el virus de la hepatitis C (VHC) y las personas que pueden estar en riesgo de padecerla son aquellas que:

  • Hayan estado sometidas a diálisis renal durante mucho tiempo
  • Tienen contacto frecuente con sangre en su trabajo (por ejemplo, un trabajador de la salud)
  • Tienen relaciones sexuales sin protección con una persona que padece hepatitis C (esto es mucho menos frecuente, pero el riesgo es mayor para aquellos que tienen múltiples compañeros sexuales, ya tienen una enfermedad de transmisión sexual o están infectados con el VIH)
  • Se inyectan drogas ilícitas o comparten agujas con alguien que tiene hepatitis C
  • Recibieron una transfusión de sangre antes de julio de 1992
  • Les hicieron un tatuaje o acupuntura con instrumentos contaminados (el riesgo es muy bajo cuando se realiza en instalaciones comerciales para tatuajes que cuentan con licencia)
  • Recibieron sangre, hemoderivados u órganos de un donante que tiene hepatitis C
  • Comparten elementos de uso personal, como cepillos de dientes o máquinas de afeitar, con alguien que tiene hepatitis C (menos común)
  • Nacieron de una madre infectada con hepatitis C (esto se presenta en aproximadamente 1 de cada 20 bebés nacidos de madres con el VHC, lo cual es mucho menos común que con la hepatitis B)

La hepatitis C tiene una forma aguda y otra crónica. La mayoría de las personas que resultan infectadas con el virus contraen la hepatitis C crónica.

Aproximadamente 1.5% de la población de los Estados Unidos está infectada con el VHC.

Pruebas y exámenes

Los siguientes exámenes se hacen para ayudar a diagnosticar la hepatitis C:

  • Enzimoinmunoanálisis (EIA) para detectar anticuerpos contra hepatitis C
  • Análisis del ARN para hepatitis C con el fin de medir los niveles del virus (carga viral)
  • Genotipo de la hepatitis C. Existen seis genotipos. La mayoría de los estadounidenses tienen la infección por genotipo 1, que es la más difícil de tratar.

Los siguientes exámenes se hacen para identificar y monitorear el daño al hígado a causa de la hepatitis C:

Una biopsia del hígado puede mostrar qué daño se le ha hecho a dicho órgano.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00