#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd p,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd em,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd .column-title,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd .text-divider-double,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd .sep,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd .sep-2,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd .sep-3,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd td,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd th,#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd caption{color:#70707c;}#wpv-column-8b79f6a0e553c566e60ac2e3288b13bd:before{background-color:transparent;}
Ecografía abdominal
Ecografía abdominal es utilizada para examinar los órganos internos del abdomen: hígado, vesícula biliar, bazo, páncreas y riñones por 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hepatitis A

Hepatitis A o hepatitis viral es la inflamación (irritación e hinchazón) del hígado por el virus de la hepatitis A.

Ver también:

Síntomas de: Hepatitis A

Los síntomas por lo general aparecen de 2 a 6 semanas después de estar expuesto al virus de la hepatitis A. Generalmente son leves, pero pueden durar hasta varios meses, especialmente en adultos.

Los síntomas abarcan:

Causas de: Hepatitis A

El virus de la hepatitis A se encuentra sobre todo en las heces y la sangre de una persona infectada aproximadamente de 15 a 45 días antes de que se presenten los síntomas y durante la primera semana de la enfermedad.

Usted puede contraer la hepatitis A si:

  • Come o bebe alimentos o agua que han sido contaminados por heces (materia fecal) que contienen el virus (frutas, verduras, mariscos, hielo y agua son fuentes comunes del virus de la hepatitis A)
  • Entra en contacto con las heces o la sangre de una persona que en el momento tiene la enfermedad
  • Una persona con hepatitis A no se lava las manos apropiadamente después de ir al baño y toca otros objetos o alimentos
  • Participa en prácticas sexuales que implican contacto oral y anal
Cada año, se reportan aproximadamente 3,600 casos de hepatitis A. Debido a que no todas las personas tienen síntomas con la infección por hepatitis A, muchas más personas están infectadas de las que se reportan o diagnostican.

Los factores de riesgo son, entre otros:

  • Viajes internacionales, especialmente a Asia, Sur o Centroamérica
  • Consumo de drogas intravenosas
  • Vivir en internados o centros de rehabilitación
  • Trabajar en las industrias de atención médica, alimentos o manejo de aguas residuales
Otras infecciones comunes por el virus de la hepatitis son la hepatitis B y la hepatitis C, pero la hepatitis A es la menos grave y la más leve de estas enfermedades. Las otras infecciones de hepatitis pueden convertirse en enfermedades crónicas, pero no la hepatitis A.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y puede descubrir que usted tiene un agrandamiento y sensibilidad en el hígado.

Los análisis de sangre pueden mostrar:

  • Anticuerpos IgM e IgG elevados para la hepatitis A (los IgM generalmente resultan positivos antes de los IgG)
  • Enzimas hepáticas elevadas (pruebas de la función hepática), especialmente los niveles de las enzimas transaminasas
El tratamiento

No existe ningún tratamiento específico para la hepatitis A, pero se recomienda el reposo cuando los síntomas son más intensos. Las personas con hepatitis aguda deben evitar el consumo de alcohol y cualquier sustancia que sea tóxica para el hígado, incluyendo el paracetamol (Tylenol).

Las comidas grasosas pueden causar vómito, debido a que las sustancias del hígado se necesitan para digerir las grasas, y lo mejor es evitarlas durante la fase aguda.

El pronóstico

El virus no permanece en el cuerpo después de que la infección desaparece.

Más del 85% de las personas con hepatitis A se recuperan en un período de tres meses y casi todos los pacientes se recuperan dentro de un período de 6 meses.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94