#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 p,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 em,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 .column-title,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 .text-divider-double,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 .sep,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 .sep-2,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 .sep-3,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 td,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 th,#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488 caption{color:#70707c;}#wpv-column-32afe713e4f8af5f0bda3f26908f8488:before{background-color:transparent;}
Segunda Opinión Médica
La toma de decisiones importantes acerca de los tratamientos médicos o quirúrgicos para usted o un miembro de la familia puede ser un proceso confuso y estresante. Cuando se trata de su salud y bienestar, la comprensión de su condición y opciones es un primer paso crucial en la búsqueda de lo que es mejor para usted y su familia.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hernia femoral

Hernia femoral, femorocele, enteromerocele o hernia crural es una protrusión en la parte superior del muslo cerca de la ingle.

Una hernia se presenta cuando los contenidos del abdomen (generalmente parte del intestino delgado) irrumpen a través de un punto débil o ruptura de la delgada pared muscular del abdomen, la cual mantiene los órganos andominales en su lugar.

Síntomas de la hernia femoral

Usted puede observar una protuberancia en la parte superior del muslo al lado de la ingle.

La mayoría de las hernias femorales no causan ningún síntoma. Puede haber un poco de molestia inguinal que es peor cuando usted está de pie, levanta objetos pesados o hace un esfuerzo.

Algunas veces, los primeros síntomas son dolor abdominal, náuseas y vómitos. Esto puede significar que el intestino está obstruido, lo cual es una emergencia.

Causas de la hernia femoral

La mayoría de las veces, no hay ninguna causa clara de una hernia. Algunas hernias pueden estar presentes al nacer (congénitas), pero no se notan hasta más tarde en la vida.

Algunos factores que contribuyen a la aparición de una hernia abarcan:

  • Estreñimiento crónico
  • Tos crónica
  • Levantamiento de objetos pesados
  • Obesidad
  • Esfuerzo para orinar debido a una próstata agrandada
Las hernias femorales tienden a presentarse con más frecuencia en las mujeres que en los hombres.

Pruebas diagnósticas de la hernia femoral

La mejor manera de determinar si hay una hernia es que el médico lleve a cabo un examen físico.

Si hay alguna duda respecto de los resultados el examen, una ecografía o una tomografía computarizada pueden ser útiles.

El tratamiento de la hernia femoral

Las hernias por lo general se vuelven más grandes con el tiempo y, por lo regular, no desaparecen por sí solas. Se puede hacer una cirugía para reparar una hernia femoral.

La cirugía aliviará la molestia. Además, si la hernia no recibe tratamiento, hay un riesgo de que el tejido se atranque o quede atrapado en el área débil (encarcelación). El tejido puede morir si permanece estrangulado por mucho tiempo.

Con frecuencia, se coloca un trozo de malla plástica de manera quirúrgica para reparar el defecto en la pared abdominal.

Expectativas (pronóstico)

Las posibilidades de que una hernia femoral reaparezca después de la cirugía son de aproximadamente el 5 al 10%.

Complicaciones

Si el intestino u otro tejido en la hernia femoral resulta atascado (encarcelado) o si se vuelve gangrenoso (estrangulado), se requiere una cirugía urgente.

Situaciones que requieren un especialista médico

Llame al médico o al número local de emergencias (como el 112 en España) o acuda a la sala de urgencias de inmediato si:

  • Tiene una hernia dolorosa que no puede devolverla hacia el abdomen usando presión suave.
  • Presenta una hernia dolorosa junto con náuseas, vómitos o dolor abdominal.
  • Su hernia se torna roja, purpúrea, oscura o cambia de color.
Solicite una cita con su médico o pídale consejo si usted tiene una protuberancia en la parte superior del muslo al lado de la ingle.

Prevención de la hernia femoral

Posiblemente no haya ninguna manera de evitar la aparición de una hernia, o, si usted ya tiene una, de impedir que se atasque o se vuelva gangrenosa.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94