Consulta de Neurología

En la Unidad de Neurología de la Clínica DAM, proporcionamos servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las patologías que afectan al sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hidrocefalia en adultos

Hidrocefalia en adultos o hidrocefalia normotensiva. La hidrocefalia se refiere a la acumulación de líquido dentro del cráneo, ocasionando hinchazón cerebral. Hidrocefalia significa “agua en el cerebro”.

La hidrocefalia normotensiva (HNT) es un aumento en el líquido cefalorraquídeo (LCR) en el cerebro que afecta el funcionamiento cerebral. Sin embargo, la presión del líquido por lo regular es normal.

Síntomas de la hidrocefalia en adultos

Los síntomas a menudo comienzan de manera lenta.

Es necesario que una persona tenga tres síntomas para que le diagnostiquen hidrocefalia normotensiva.

  • Cambios en la forma como una persona camina, dificultad para empezar a caminar (apraxia en la marcha), pies que se mantienen más separados de lo normal, arrastre de los pies, inestabilidad
  • Reducción del funcionamiento intelectual: amnesia, dificultad para prestar atención, apatía o estado de ánimo indiferente
  • Problemas para controlar la orina (incontinencia urinaria) y algunas veces las heces (incontinencia intestinal)

Las caídas súbitas sin pérdida del conocimiento u otros síntomas (episodios de caídas) pueden ocurrir al comienzo de la enfermedad.

Nota: muchos de estos síntomas son comunes en los ancianos y pueden ser causados por otras afecciones.

Causas de la hidrocefalia en adultos

La hidrocefalia normotensiva (HNT) es una forma de hidrocefalia, lo que significa que hay demasiado líquido comprimiendo este órgano.

Esta afección puede ocurrir sin una causa conocida o puede ser causada por cualquier afección que obstruya el flujo del líquido cefalorraquídeo (LCR). Las cámaras llenas de líquido (ventrículos) del cerebro se agrandan para acomodar el gran volumen del líquido cefalorraquídeo. Dichas cámaras presionan y dañan o destruyen el tejido cerebral.

Los factores de riesgo abarcan:

El líquido cefalorraquídeo se produce en cantidades normales en estas afecciones, pero no puede ser reabsorbido de manera normal.

Se piensa que la hidrocefalia normotensiva representa aproximadamente el 5% de todas las demencias.

Exámenes y pruebas de la hidrocefalia en adultos

Un examen muestra cambios en la marcha (forma de caminar) relacionados con la presión ejercida sobre partes del cerebro. Los reflejos tendinosos profundos pueden aumentar en la parte inferior de las piernas.

Los exámenes abarcan:

El tratamiento de la hidrocefalia en adultos

El tratamiento preferido es una cirugía para colocar un tubo, llamado derivación, que saca el exceso de líquido cefalorraquídeo de los ventrículos cerebrales. Esto se denomina derivación ventriculoperitoneal.

Algunos pacientes mejoran mucho después de la cirugía, pero muchos no. Caminar es el síntoma que mejora con mayor probabilidad. Ningún síntoma específico o resultados de exámenes pueden predecir con precisión cuáles pacientes tienen mayor probabilidad de mejorar después de la cirugía.

Ver: cuidados de la demencia en el hogar para obtener información acerca de los cuidados de un ser querido con demencia.

Expectativas (pronóstico)

Sin tratamiento, los síntomas con frecuencia empeoran y podrían llevar a la muerte.

El tratamiento quirúrgico mejora los síntomas en un porcentaje de pacientes, con el mejor pronóstico para aquellas personas con síntomas mínimos.

Complicaciones

  • Complicaciones de la cirugía (infección, sangrado)
  • Demencia que empeora con el tiempo
  • Lesión por caídas
  • Disminución del período de vida

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si:

  • Usted o un ser querido está teniendo crecientes problemas con la memoria, la marcha y la incontinencia urinaria
  • Una persona con hidrocefalia normotensiva empeora hasta el punto en que es incapaz de cuidar de sí misma

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencia (como el 112 en España) si se presenta un súbito cambio en el estado mental, lo cual puede significar que se ha desarrollado otro trastorno.

Ver el articulo completo