Consulta de Endocrinología

Los endocrinos de la Clínica DAM son expertos en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades endocrinas, ocupándose de problemas que abarcan desde la diabetes hasta los trastornos debidos al sobrepeso así como problemas derivados de cánceres o tumores en glándulas endocrinas.
Precio de la consulta 50 €

Hiperparatiroidismo secundario

Hiperparatiroidismo secundario se presenta cuando las glándulas paratiroides en el cuello producen demasiada hormona paratiroidea (PTH) debido a que los niveles de calcio están demasiado bajos.

Ver también:

Síntomas de Hiperparatiroidismo secundario

Los síntomas generales pueden abarcar:

  • Deformidades óseas
  • Huesos rotos (fracturas)
  • Articulaciones inflamadas

Otros síntomas se relacionan con la causa subyacente del hiperparatiroidismo secundario. Ver el artículo específico para obtener información de los síntomas:

Causas, incidencia y factores de riesgo

Las glándulas paratiroides ayudan a controlar el uso y la eliminación del calcio por parte del cuerpo. Esto lo hacen produciendo hormona paratiroidea, o PTH, que ayuda a controlar los niveles de calcio, fósforo y vitamina D dentro de la sangre y el hueso.

Cuando los niveles de calcio están demasiado bajos, el cuerpo responde incrementando la producción de la hormona paratiroidea. Este incremento en esta hormona hace que se tome más calcio del hueso y que los intestinos y el riñón absorban más calcio.

Las enfermedades que causan bajos niveles de calcio en la sangre o interfieren con la capacidad del cuerpo para descomponer y eliminar el fosfato pueden llevar al hiperparatiroidismo secundario. Demasiado fosfato provoca cambios en los niveles de calcio.

La insuficiencia renal es una causa común de hiperparatiroidismo secundario y puede interferir con la capacidad del cuerpo para eliminar el fosfato.

Otras causas de hiperparatiroidismo secundario pueden abarcar:

  • Deficiencia de calcio
     
  • calcio insuficiente en la dieta
  • demasiada pérdida de calcio en la orina
  • Afecciones que dificultan la descomposición del fosfato por parte del cuerpo, como:
     

    • intoxicación por aluminio
    • algunos tipos de cáncer
    • nefropatía
    • desnutrición
    • malabsorción
  • Trastornos de la vitamina D (a menudo se observan en niños con desnutrición y adultos mayores que no reciben suficiente luz solar):
     

    • Problemas para absorber la vitamina D dentro del cuerpo (malabsorción)
    • Problemas para descomponer la vitamina D (debido al uso de ciertos fármacos)
    • Raquitismo
    • Muy poca vitamina D (deficiencia)
  • Exámenes y pruebas

    Se harán análisis de sangre para verificar los niveles de calcio, fósforo y PTH. Un análisis de orina se hace para determinar cuánto calcio está siendo eliminado del cuerpo.

    Los niveles de fósforo serán bajos si uno tiene problemas de absorción y altos si uno tiene insuficiencia renal.

    Las radiografías de los huesos y un examen de la densidad ósea pueden ayudar a detectar fracturas, pérdida ósea y reblandecimiento de los huesos.

    El tratamiento

    La corrección del nivel de calcio y del problema subyacente puede llevar los niveles de PTH de nuevo a la normalidad.

    El tratamiento puede implicar:

    • Una forma especial de vitamina D (que requiere receta médica) si uno tiene niveles bajos de dicha vitamina
    • Cirugía para el cáncer

    A los pacientes con insuficiencia renal crónica generalmente se les suministra calcio y vitamina D y se les pide evitar el fosfato en su dieta. Igualmente, se puede recomendar un medicamento llamado cinacalcet (Sensipar). Se puede necesitar diálisis, un trasplante de riñón o cirugía de paratiroides.

    Expectativas (pronóstico)

    El pronóstico depende de la causa subyacente.

    Complicaciones

    Las personas con problemas renales pueden seguir produciendo demasiada hormona paratiroidea incluso cuando su nivel de calcio haya retornado a la normalidad. Esto se denomina “hiperparatiroidismo terciario”. Se puede necesitar cirugía de paratiroides.

    Otras complicaciones abarcan:

    • Aumento del riesgo de fracturas óseas
    • Osteodistrofia renal (una afección que ocasiona dolor, debilidad y fracturas en los huesos)

    Situaciones que requieren un especialista médico

    Consulte con el médico si tiene síntomas de este trastorno, particularmente si está recibiendo tratamiento por nefropatía.

    Ver el articulo completo