#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 p,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 em,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 .column-title,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 .text-divider-double,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 .sep,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 .sep-2,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 .sep-3,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 td,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 th,#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085 caption{color:#70707c;}#wpv-column-a7184f2c5d691492c8d0855be8c3d085:before{background-color:transparent;}
Chequeo Ginecológico
Los reconocimientos médicos ginecológicos son las revisiones periódicas que se ha de someter la mujer con objeto de descartar una posible patología oculta que afecte a su aparato genital. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Preeclampsia

Preeclampsia, hipertensión inducida por el embarazo (HIE) o toxemia es una afección del embarazo en la cual se presentan hipertensión arterial y proteína en la orina después de la semana 20 (finales del segundo trimestre o tercer trimestre) de gestación.

Mire éste video sobre: Preeclampsia
Síntomas de la preeclampsia

Con frecuencia, una mujer diagnosticada con preeclampsia no se siente enferma.

Los síntomas de preeclampsia pueden abarcar:

  • Hinchazón de manos y cara/ojos (edema)
  • Aumento de peso
    • más de 1 kg por semana
    • repentino en un período de 1 a 2 días
Nota: se considera normal que se presente algo de hinchazón en los pies y los tobillos con el embarazo.

Síntomas de preeclampsia más severa:

  • Dolores de cabeza que son sordos o pulsátiles y no desaparecen
  • Dolor abdominal que en su mayor parte se siente en el lado derecho, debajo de las costillas. El dolor también se puede sentir en el hombro derecho y se puede confundir con acidez gástrica, dolor en la vesícula biliar, un virus estomacal o el bebé pateando.
  • Agitación
  • Disminución del gasto urinario, no orinar con mucha frecuencia
  • Náuseas y vómitos (signo preocupante)
  • Cambios en la visión: pérdida temporal de la visión, sensaciones de luces centelleantes, auras, fotosensibilidad, manchas y visión borrosa
Causas de la preeclampsia

La causa exacta de la preeclampsia no se conoce. Las posibles causan abarcan:

La preeclampsia se presenta en un pequeño porcentaje de embarazos y los factores de riesgo abarcan:
  • Primer embarazo
  • Embarazos múltiples (gemelos o más)
  • Obesidad
  • Edad mayor a 35 años
  • Antecedentes de diabetes, hipertensión arterial o enfermedad renal
Pruebas diagnósticas de la preeclampsia

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y solicitará pruebas de laboratorio. Los signos de preeclampsia abarcan:

  • Hipertensión arterial, por lo regular superior a 140/90 mm/Hg
  • Proteína en la orina (proteinuria)
El examen físico o chequeos médicos también puede revelar:
  • Hinchazón en manos y cara
  • Aumento de peso
Se harán análisis de sangre y orina. Los resultados anormales abarcan:
  • Proteína en la orina (proteinuria)
  • Enzimas hepáticas más altas de lo normal
  • Conteo de plaquetas inferior a 100,000 (trombocitopenia)
El médico también solicitará exámenes para ver cómo coagula la sangre y para supervisar la salud del bebé. Los exámenes para vigilar el bienestar del bebé abarcan ecografía del embarazo, cardiotocografía en reposo y un perfil biofísico. Los resultados de estos exámenes le ayudarán al médico a decidir si es necesario sacar al bebé inmediatamente.

Las mujeres que comenzaron su embarazo con una presión arterial muy baja, pero que tuvieron una elevación significativa en dicha presión arterial necesitan vigilancia cuidadosa en busca de otros signos de preeclampsia.

El tratamiento de la preeclampsia

Si el bebé está lo suficientemente desarrollado (por lo regular 37 semanas o después), es posible que el médico necesite sacarlo para que la preeclampsia no empeore. Usted puede recibir diferentes tratamientos para ayudar a inducir el parto o puede ser necesaria una cesárea.

Si el bebé no está totalmente desarrollado y usted tiene preeclampsia leve, la enfermedad con frecuencia puede manejarse en casa hasta que su bebé tenga una buena probabilidad de sobrevivir después del parto.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94