#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e p,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e em,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e .column-title,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e .text-divider-double,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e .sep,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e .sep-2,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e .sep-3,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e td,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e th,#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e caption{color:#70707c;}#wpv-column-9f196dbb359e430ae369551d8838c62e:before{background-color:transparent;}
Perfil Genético Nutricional
Es un servicio de medicina preventiva y personalizada para el asesoramiento nutricional de acuerdo con nuestro perfil genético

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hipotiroidismo secundario

Hipotiroidismo secundario o hipotiroidismo hipofisario es una afección por la cual se disminuye la actividad de la glándula tiroides, debido a una insuficiencia de la hipófisis.

Síntomas de Hipotiroidismo secundario

Síntomas tempranos:

Síntomas tardíos:
Causas, incidencia y factores de riesgo

La glándula tiroides es un órgano importante del sistema endocrino, localizada en la parte anterior del cuello justo debajo de la laringe. La glándula segrega las hormonas tiroxina (Análisis de T4), triyodotironina (Análisis de T3) y calcitonina, las cuales controlan el metabolismo corporal y regulan el equilibrio del calcio.

La liberación de T3 y T4 por la tiroides es controlada por un sistema que involucra la hipófisis y el hipotálamo (estructuras cerebrales). La reducción de los niveles de estas hormonas produce aumento de los niveles de hormonas hipofisarias e hipotalamicas. La relación inversa también se aplica: cuando aumentan los niveles de las hormonas tiroideas, las hormonas hipotalamicas e hipofisarias disminuyen, lo que ayuda a mantener los niveles adecuadamente balanceados.

Debido a que la glándula tiroides es regulada por la hipófisis y el hipotálamo, los trastornos de la tiroides pueden producirse no sólo por defectos en la tiroides misma, sino también por una alteración del sistema de control en estos otros órganos.

Los trastornos de la tiroides causados por la sobreproducción de T3 y T4 se denominan hipertiroidismo y la producción insuficiente de estas hormonas se conoce como hipotiroidismo.

El hipotiroidismo secundario es causado por insuficiencia en la hipófisis para liberar la hormona estimulante de la glándula tiroides (TSH), lo que generalmente es provocado por un tumor en la región de la hipófisis. En casos poco comunes, la causa es una infiltración de la hipófisis por células inflamatorias del sistema inmunitario o debido a sustancias extraías (como el hierro en la hemocromatosis).

El hipotiroidismo puede causar una variedad de síntomas y puede afectar todas las funciones corporales. La tasa normal de funcionamiento corporal disminuye, causando lentitud mental y física. Los síntomas pueden variar de leves a severos. La forma más severa, llamada mixedema, constituye una emergencia médica y puede llevar al coma y la muerte.

Los factores de riesgo para el hipotiroidismo secundario son, entre otros, tener más de 50 años, ser del sexo femenino y tener antecedentes de disfunción hipotalamica o hipofisaria (incluyendo el hecho de haber recibido radiación en las áreas del hipotálamo o la hipófisis, incluso años atras).

Exámenes y pruebas

Un examen físico o chequeos médicos por lo general revela una glándula tiroides pequeña. Los signos vitales (temperatura, pulso, ritmo respiratorio, presión sanguínea) revelan frecuencia cardíaca lenta, presión sanguínea baja y temperatura baja.

Las radiografías de tórax pueden revelar un corazón aumentado de tamaño.

Los exámenes de laboratorio para determinar la función de la tiroides son, entre otros:

  • Prueba T4 libre
  • T3 total
  • TSH sérica: los resultados son generalmente bajos en el hipotoroidismo secundario debido a que la hipófisis está daíada, sin embargo, se pueden ver valores normales o incluso elevados.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94