#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 p,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 em,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 .column-title,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 .text-divider-double,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 .sep,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 .sep-2,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 .sep-3,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 td,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 th,#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598 caption{color:#70707c;}#wpv-column-5085d77128b9a563dd23869bf595c598:before{background-color:transparent;}
Chequeo Urológico
Para prevenir o detectar cánceres urológicos tales como el cáncer de próstata o el cáncer de la vejiga urinaria detectado en etapas tempranas de enfermedades malignas se pueden tratar con más éxito. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Incontinencia urinaria de esfuerzo

Incontinencia urinaria de esfuerzo o incontinencia de esfuerzo es una pérdida involuntaria de orina que ocurre durante una actividad física como toser, estornudar, reír o realizar ejercicio.

Síntomas de la incontinencia urinaria de esfuerzo

La pérdida involuntaria de orina es el principal síntoma de la incontinencia urinaria de esfuerzo y puede ocurrir al:

  • Toser
  • Estornudar
  • Pararse
  • Hacer ejercicio
  • Ocuparse en otra actividad física
  • Dedicarse a la actividad sexual
Causas de la incontinencia urinaria de esfuerzo

La capacidad de contener la orina y controlar la micción depende de la función normal de las vías urinarias inferiores, de los riñones y del sistema nervioso. Además, usted necesita tener la capacidad de reconocer y responder a las ganas de orinar.

La vejiga adulta promedio puede contener más de 2 tazas (350 a 550 ml) de orina. Dos músculos están comprometidos en el control del flujo de orina:

  • El esfínter, que es un músculo circular que rodea la uretra. Usted debe ser capaz de apretar este músculo para impedir que la orina escape hacia fuera.
  • El detrusor, que es el músculo de la pared de la vejiga. Éste debe permanecer relajado para que la vejiga pueda expandirse.
En la incontinencia urinaria de esfuerzo, el músculo del esfínter y los músculos de la pelvis, que sostienen la vejiga y uretra, están debilitados. El esfínter no puede impedir el flujo de orina cuando hay aumento de la presión desde el abdomen (como cuando uno tose, se ríe o levanta algo pesado).

La incontinencia urinaria de esfuerzo puede presentarse como resultado del debilitamiento de los músculos pélvicos que sostienen la vejiga y la uretra o debido al mal funcionamiento del esfínter uretral. El debilitamiento puede ser causado por:

  • Lesión en el área uretral
  • Algunos medicamentos
  • Cirugía de la próstata o del área pélvica
La incontinencia urinaria de esfuerzo es el tipo más común de incontinencia urinaria en las mujeres.

Este tipo de incontinencia se ve a menudo en mujeres que han tenido múltiples embarazos y partos vaginales y cuya vejiga, uretra o pared rectal sobresalen dentro de la vagina (prolapso pélvico).

Los factores de riesgo para la incontinencia urinaria de esfuerzo comprenden:

  • Sexo femenino
  • Parto
  • Tos crónica (como bronquitis crónica y asma)
  • Edad avanzada
  • Obesidad
  • Tabaquismo
Pruebas y exámenes de la incontinencia urinaria de esfuerzo

El médico lleva a cabo un examen físico, incluyendo:

  • Un examen genital en los hombres
  • Un examen pélvico en las mujeres
  • Un examen rectal
En algunas mujeres, un examen pélvico puede revelar que la vejiga o la uretra se están saliendo al espacio de la vagina.

Los exámenes pueden abarcar:

  • Inspección de la parte interna de la vejiga (cistoscopia)
  • Examen de la almohadilla (luego de colocar una almohadilla sanitaria, previamente pesada, se le pide al paciente que realice un ejercicio, después de lo cual se vuelve a pesar la almohadilla para determinar la cantidad de pérdida de orina)
  • Ecografía abdominal o pélvica
  • Residuos posmiccionales (PVR, por sus siglas en inglés) para medir la cantidad de orina que queda después de la micción
  • En raras ocasiones, se realiza una electromiografía (EMG) para estudiar la actividad muscular en la uretra o en el piso pélvico
  • Exámenes para medir la presión y flujo de orina (estudios de urodinámica)
  • Análisis de orina o urocultivo para descartar infección urinaria
  • Examen de esfuerzo urinario (al paciente se le pide que se ponga de pie con la vejiga llena y que luego tosa)
  • Radiografías con medio de contraste de los riñones y la vejiga
El médico también puede medir el cambio en el ángulo de la uretra al estar en reposo o al realizar un esfuerzo (prueba del hisopo o Q-tip).

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94