#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 p,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 em,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 .column-title,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 .text-divider-double,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 .sep,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 .sep-2,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 .sep-3,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 td,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 th,#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004 caption{color:#70707c;}#wpv-column-8bbd52aee90a5f5add6547a30474e004:before{background-color:transparent;}
La paroniquia es una infección de la piel alrededor de las uñas. Las bacterias o un tipo de levadura llamada Candida causan esta infección. Dependiendo de la causa de la infección, la paroniquia puede aparecer lenta y durar semanas o aparecer de repente y una duración de sólo uno o dos días. Los síntomas de paroniquia son fáciles de detectar y por lo general se pueden tratar fácilmente y con éxito con poco o ningún daño a la piel y las uñas. Su infección puede ser grave e incluso dar lugar a una pérdida parcial o completa de la uña, si no es tratada.
Paroniquia

Paroniquia o infección de la piel alrededor de la uña es una infección de la piel que ocurre alrededor de las uñas.

Síntomas de la paroniquia

El principal síntoma es un área alrededor de la uña que presenta dolor, enrojecimiento e hinchazón, con frecuencia a nivel de la cutícula o en el sitio de un uñero u otra lesión. Puede haber ampollas llenas de pus, especialmente con una infección bacteriana.

Las bacterias hacen que la afección ocurra de manera súbita. Si toda o parte de la infección se debe a un hongo, ésta tiende a presentarse en forma más lenta.

Se pueden presentar cambios en las uñas; por ejemplo, la uña puede lucir desprendida, deforme o tener un color inusual.

Causas de la paroniquia

La paroniquia es bastante común y generalmente es causada por una lesión en el área, por ejemplo, por morderse o arrancarse un uñero (padrastro) o también por recortar o retraer la cutícula.

  • La paroniquia bacteriana es causada por bacterias.
  • La paroniquia candidiósica es causada por un tipo específico de cándida.
  • La paroniquia micótica es causada por un hongo.
Se puede presentar una infección micótica y bacteriana al mismo tiempo.

La paroniquia micótica se puede observar en personas con una infección micótica de la uña. También es común entre las personas con diabetes y las personas cuyas manos permanecen en el agua por mucho tiempo.

Pruebas y exámenes de la paroniquia

El médico generalmente puede diagnosticar esta afección simplemente examinando la piel que presenta dolor.

El pus o el líquido se puede drenar y enviar al laboratorio para determinar qué tipo de bacteria u hongo está causando la infección.

El tratamiento de la paroniquia

Si usted tiene paroniquia bacteriana, remoje la uña con agua caliente 2 ó 3 veces al día ayuda a reducir la inflamación y el dolor.

El médico especialista puede prescribir antibióticos y, en casos severos, puede cortar y drenar la lesión con un instrumento afilado. Es posible que parte de la uña deba ser extirpada.

Si usted tiene paroniquia micótica, el médico puede prescribir medicamentos antimicóticos. Mantenga las manos secas y aplique una sustancia para secar la piel, como la tintura de Castellani.

El pronóstico

Generalmente, la paroniquia responde bien al tratamiento; sin embargo, las infecciones micóticas pueden durar varios meses.

Posibles complicaciones

Las complicaciones son infrecuentes, pero pueden abarcar:

  • Absceso
  • Cambios permanentes en la forma de la uña
  • Diseminación de la infección a los tendones, los huesos y el torrente sanguíneo
Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • Los síntomas de paroniquia persisten a pesar del tratamiento
  • Los síntomas empeoran o se desarrollan nuevos síntomas como:
    • escalofríos
    • desarrollo de líneas de color rojo a lo largo de la piel
    • fiebre
    • malestar general
    • dolor articular
    • diseminación local de los síntomas
    • dolor muscular
Prevención de la paroniquia

Para prevenir la paroniquia:

  • Cuide adecuadamente las uñas y la piel que las circunda.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94