#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee p,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee em,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee .column-title,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee .text-divider-double,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee .sep,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee .sep-2,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee .sep-3,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee td,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee th,#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee caption{color:#70707c;}#wpv-column-87fb32f758304fbc8b936759da4724ee:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Virus ECHO

Virus ECHO, infección por enterovirus que no causa polio o infección por el virus ECHO son un grupo de virus que llevan a que se presente infección gastrointestinal y erupciones cutáneas.

Síntomas del virus ECHO

Los síntomas dependen del sitio de infección, pero pueden abarcar:

Causas del virus ECHO

El virus ECHO es una de varias familias de virus que afectan el tubo digestivo de manera colectiva llamados enterovirus. Estas infecciones son comunes y en los Estados Unidos son más frecuentes en verano y otoño. Usted puede contraer el virus si entra en contacto con heces contaminadas con dicho virus y posiblemente inhalando partículas de aire de una persona infectada.

Las infecciones graves con los virus ECHO son menos comunes, pero pueden ser significativas. Hasta 1 de cada 5 casos de meningitis viral es causado por un virus ECHO.

Exámenes y pruebas del virus ECHO

Debido a que la enfermedad a menudo es leve y no tiene ningún tratamiento específico, con frecuencia no se hacen pruebas específicas para este virus.

Los virus ECHO se pueden identificar a partir de:

Tratamiento del virus ECHO

Las infecciones por virus ECHO tienden a resolverse espontáneamente y no hay disponibilidad de medicamentos antivirales específicos. El tratamiento del sistema inmunitario, llamado IGIV, puede ayudar a pacientes con infecciones graves por este virus que tengan un sistema inmunitario debilitado.

Expectativas (pronóstico)

En pacientes con los tipos de la enfermedad menos graves, se espera una recuperación sin necesidad de tratamiento. Las infecciones de órganos como el corazón (pericarditis y miocarditis) pueden ocasionar una enfermedad grave y pueden ser mortales.

Complicaciones

Las complicaciones varían de acuerdo con el tipo de infección y su localización. La miocarditis y la pericarditis pueden ser mortales, mientras que la mayoría de los otros tipos de infección mejoran espontáneamente.

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si tiene síntomas indicadores de cualquiera de las enfermedades antes mencionadas.

Prevención del virus ECHO

En este momento no se dispone de ninguna medida preventiva específica para las infecciones causadas por el virus ECHO, excepto por el lavado de las manos, especialmente cuando se tiene contacto con personas enfermas. Actualmente, no hay disponibilidad de vacunas.

Temas relacionados sobre Virus ECHONombres alternativos

Infección por enterovirus que no causa polio, Infección por el virus ECHO

Referencias

Modlin JF. Enterovirus infections. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 402.

Contenido: 15 de septiembre de 2010

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina; Jatin M. Vyas, MD, PhD, Profesor Adjunto en Medicina, Harvard Medical School; Asistente de Medicina, División de Enfermedades Infecciosas, Departamento de Medicina, Massachusetts General Hospital.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94