#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe p,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe em,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe .column-title,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe .text-divider-double,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe .sep,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe .sep-2,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe .sep-3,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe td,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe th,#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe caption{color:#70707c;}#wpv-column-398e948ae4fc51c12a98c1694f898bfe:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Escleritis

Escleritis o inflamación de la esclerótica es la inflamación de la esclerótica, la pared exterior blanca del ojo.

Síntomas de la escleritisUna rara forma de esta enfermedad no causa enrojecimiento o dolor ocular. Causas de la escleritis

La inflamación de la esclerótica por lo regular está asociada con enfermedades autoinmunitarias, como artritis reumatoidea y lupus eritematoso sistémico. Algunas veces la causa se desconoce.

La escleritis es más frecuente en personas con edades comprendidas entre los 30 y los 60 años y es rara en los niños.

Pruebas diagnósticas de la escleritisEl tratamiento de la escleritis

Las gotas oftálmicas con corticosteroides ayudan a reducir la inflamación. Algunas veces, las pastillas de corticosteroides se toman por vía oral. En algunos casos, se pueden utilizar antinflamatorios no esteroides (AINES) más nuevos.

Si la escleritis es causada por una enfermedad subyacente, puede ser necesario el tratamiento de esa enfermedad.

Expectativas (pronóstico)

La afección puede reaparecer, pero suele responder al tratamiento. La escleritis se debe diferenciar de otras formas de inflamación que son menos severas, como la epiescleritis.

El trastorno subyacente asociado con la escleritis puede ser grave y puede no diagnosticarse en el momento del primer episodio. El desenlace clínico depende del trastorno específico.

Complicaciones
  • Reaparición de la escleritis
  • Efectos secundarios de una terapia con corticosteroides prolongada
  • Sin tratamiento, puede producirse una perforación del globo ocular, llevando a pérdida de la visión
Situaciones que requieren un especialista médico

Solicite una cita con el médico o el oftalmólogo si tiene síntomas de escleritis.

Prevención de la escleritis

En la mayoría de los casos no existe un tratamiento preventivo.

Las personas que padecen enfermedades autoinmunitarias, como artritis reumatoidea, pueden requerir un seguimiento cuidadoso por parte de un oftalmólogo con experiencia en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias oculares.

Temas relacionados sobre EscleritisNombres alternativos

Inflamación de la esclerótica

Referencias

Watson P. Enfermedades de la esclerótica y epiesclerótica. En: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Oftalmología. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 23.

Contenido: 28 de julio de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; Franklin W. Lusby, MD, Oftalmólogo, Lusby Vision Instituto, La Jolla, California. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Oftalmología

Consulta de Oftalmología

Precio de la consulta 50 €

 

Imágenes

 

Especialistas Médicos

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94