#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 p,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 em,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 .column-title,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 .text-divider-double,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 .sep,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 .sep-2,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 .sep-3,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 td,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 th,#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879 caption{color:#70707c;}#wpv-column-ebb2dc421ac43e371b16e66b1518d879:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Blefaritis

Blefaritis o inflamación de párpado es una inflamación de los folículos de las pestañas, a lo largo del borde del párpado.

Síntomas de la blefaritis

Los párpados aparecen rojos e irritados, con escamas que se pegan a la base de las pestañas. Los párpados pueden estar:

  • Costrosos
  • Enrojecidos
  • Inflamados
  • Con picazón
  • Con ardor
Uno puede sentir como si tuviera arena o polvo en el ojo cuando parpadea. Algunas veces, las pestañas se pueden caer.

Causas de la blefaritis

La blefaritis es causada por la proliferación excesiva de bacterias que normalmente se encuentran en la piel. Generalmente se debe a dermatitis seborreica o una infección bacteriana, las cuales pueden ocurrir al mismo tiempo.

La causa es la proliferación excesiva de bacterias que normalmente se encuentran en la piel.

Las alergias y los piojos que afectan las pestañas también pueden provocar blefaritis, aunque estas causas son menos comunes.

Las personas que padecen blefaritis tienen demasiado aceite producido por las glándulas cercanas al párpado. Esto permite que las bacterias que normalmente se encuentran en la piel se multipliquen en exceso.

La blefaritis puede estar ligada a orzuelos y chalazión repetitivos. Usted es más propenso a padecer esta afección si tiene dermatitis seborreica en la cara o el cuero cabelludo, rosácea, piojos y alergias.

Pruebas diagnósticas de la blefaritis

Una evaluación de los párpados durante un examen ocular generalmente es suficiente para diagnosticar la blefaritis.

El tratamiento de la blefaritis

La limpieza diaria y cuidadosa de los bordes del párpado ayuda a eliminar los aceites de la piel que causan la proliferación excesiva de bacterias. El médico podría recomendar el uso de champúes para bebés o productos limpiadores especiales. Los ungüentos antibióticos también pueden ayudar.

Expectativas (pronóstico)

Con tratamiento, el pronóstico probable es bueno. Es posible que se necesite una higiene continua en el párpado para prevenir problemas repetitivos. El tratamiento continuado hará que los ojos estén particularmente menos rojos y más cómodos.

Complicaciones
  • Orzuelos
  • Chalazión
  • Lesión al tejido ocular (úlcera corneal) por la irritación
  • Inflamación de la superficie del ojo (conjuntivitis)
  • Pérdida de pestañas
  • Cicatrización de los párpados
Situaciones que requieren un especialista médico

Solicite una cita con el médico si los síntomas empeoran o no mejoran después de una limpieza cuidadosa de los párpados durante varios días.

Prevención de la blefaritis

La limpieza cuidadosa de los párpados ayuda a prevenir la blefaritis. Si se presenta una afección cutánea específica, ésta se debe tratar.

Temas relacionados sobre BlefaritisNombres alternativos

Inflamación de párpado

Referencias

Ganatra JB, Goldstein MH. La blefaritis. En: Yanoff M, Duker JS, eds. Oftalmología. 3rd ed. St. Louis, Mo: Mosby Elsevier; 2008:chap 4.4.

Contenido: 8 de marzo de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94