Consulta de Traumatología La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos. Precio de la consulta 50 € CITA PREVIA » Traumatología » Disquitis Disquitis Disquitis o inflamación discal es la hinchazón (inflamación) e irritación del espacio entre los huesos de la columna (espacio de los discos intervertebrales). Síntomas de la disquitis Causas de la disquitis La disquitis es una afección poco común que generalmente se observa en niños menores de 10 años. La disquitis puede ser causada por una infección viral o bacteriana o puede ser causada por otra inflamación, como las enfermedades autoinmunitarias (afecciones en las cuales el sistema inmunitario por error ataca a ciertas células dentro del cuerpo). Las vértebras de la parte alta de la espalda (torácicas) y de la parte baja (lumbares) son las más comúnmente afectadas. La disquitis también se puede confundir con problemas relacionados con el dolor en la cadera. Exámenes y pruebas de la disquitis El tratamiento de la disquitis El objetivo es tratar la causa de la inflamación y reducir el dolor. Su hijo puede recibir antibióticos si el médico sospecha una infección. Las enfermedades autoinmunitarias a menudo se tratan con antinflamatorios. Si la afección no mejora, se pueden administrar esteroides, aunque lo primero que se debe descartar es una infección. Asimismo, el dolor se puede aliviar con analgésicos orales o antinflamatorios no esteroides (AINES). Hable con el médico acerca de la mejor opción de medicamentos. En algunos casos, se puede recomendar reposo en cama o inmovilización (lo cual puede requerir un dispositivo ortopédico). Expectativas (pronóstico) Los niños con una infección se deben recuperar por completo después del tratamiento. El dolor de espalda crónico a raíz de…