#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f p,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f em,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f .column-title,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f .text-divider-double,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f .sep,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f .sep-2,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f .sep-3,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f td,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f th,#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f caption{color:#70707c;}#wpv-column-2d920f9c16dfb483b899d3c0fc911f6f:before{background-color:transparent;}
Ecografía abdominal
Ecografía abdominal es utilizada para examinar los órganos internos del abdomen: hígado, vesícula biliar, bazo, páncreas y riñones por 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Síndrome de intestino corto

Síndrome de intestino corto o insuficiencia del intestino delgado es una afección en la cual los nutrientes no se absorben apropiadamente (malabsorción) debido a enfermedad intestinal severa o a la extirpación quirúrgica de una gran porción del intestino delgado.

Síntomas de: Síndrome de intestino cortoCausas, incidencia y factores de riesgo

Cuando se extirpan quirúrgicamente áreas del intestino delgado, o cuando no están presentes debido a un defecto que ocurrió al nacer (defecto congénito), es posible que no haya quedado suficiente área de superficie en el intestino restante para absorber los nutrientes suficientes de los alimentos.

Es probable que esta afección se desarrolle particularmente cuando se extirpa la mitad del intestino o más durante una cirugía. Los factores de riesgo abarcan enfermedades del intestino delgado que pueden requerir cirugía, como la enfermedad de Crohn. La enterocolitis necrosante es una causa común del síndrome del intestino corto en los bebés.

Exámenes y pruebas
  • Exámenes de química sanguínea (como el nivel de albúmina)
  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Examen de grasa fecal
  • Radiografía del intestino delgado
  • Niveles vitamínicos en la sangre
El tratamiento

El tratamiento está encaminado a aliviar los síntomas y puede abarcar:

  • Una dieta rica en calorías que suministra las vitaminas y los minerales esenciales, al igual que ciertos tipos de carbohidratos, proteínas y grasas.
  • Es posible que sea necesario administrar algunas vitaminas y minerales por medio de inyección.
  • Tratamiento para la anemia con vitamina B12, ácido fólico y aumento del hierro en la dieta.
  • Medicamentos para reducir las defecaciones normales, lo cual prolonga el tiempo de permanencia de los nutrientes en el intestino delgado.
  • Sonda de alimentación a través de una vena (alimentación parenteral), en caso de que la alimentación normal no esté proporcionado los nutrientes suficientes (los pacientes algunas veces pueden retornar a su alimentación normal una vez que se han estabilizado)
Expectativas (pronóstico)

Esta afección puede mejorar con el tiempo si se presenta como resultado de una cirugía. Puede haber un mejoramiento gradual en la absorción de nutrientes.

Complicaciones
  • Proliferación bacteriana en el intestino delgado
  • Degeneración del sistema nervioso causada por una falta de vitamina B12 (enfermedad de los sistemas combinados)
  • Exceso de ácido en la sangre (acidosis metabólica debido a diarrea)
  • Cálculos biliares
  • Cálculos renales
  • Desnutrición
  • Proliferación excesiva de bacterias
  • Huesos debilitados (osteomalacia)
  • Pérdida de peso
Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si desarrolla síntomas del síndrome del intestino corto, particularmente si tuvo una cirugía reciente de los intestinos.

Temas relacionados sobre Síndrome de intestino cortoNombres alternativos

Insuficiencia del intestino delgado

Referencias

Semrad CE, Powell DW. Aproximación al paciente con diarrea y mala absorción. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 143.

Contenido: 5 de abril de 2010

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina; George F.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94