Consulta de Cardiología

La consulta de cardiología es un paquete completo de alta gama, que consta de eletrocardiograma, ecocardiograma doppler color.
Precio de consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Regurgitación mitral aguda

Regurgitación mitral aguda o insuficiencia mitral aguda es un trastorno en el cual la válvula mitral del corazón de repente no cierra apropiadamente, haciendo que la sangre se devuelva (se filtre) hacia la cámara superior del corazón cuando la cámara inferior izquierda se contrae.

Ver también: regurgitación mitral crónica

Síntomas de la Regurgitación mitral aguda

Nota: los síntomas pueden comenzar de manera repentina.
Causas, incidencia y factores de riesgo

La regurgitación significa que hay escape o filtración de una válvula que no cierra por completo. Las enfermedades que debilitan o dañan la válvula o sus estructuras de soporte causan la regurgitación mitral.

Cuando la válvula mitral no se cierra por completo, la sangre fluye en forma retrógrada o se devuelve hacia la cámara (aurícula) superior izquierda del corazón, lo cual lleva a una disminución del flujo sanguíneo al resto del cuerpo. Como resultado, es posible que el corazón trate de bombear con más fuerza.

La regurgitación mitral aguda puede ser causada por disfunción o lesión a la válvula después de un ataque cardíaco o una infección de la válvula cardíaca (endocarditis infecciosa). Estas afecciones pueden ocasionar la ruptura de la válvula o las estructuras circundantes, dejando una abertura para que la sangre se devuelva.

Pruebas diagnósticas

El médico especialista puede detectar frémito (vibración) sobre el corazón al sentir (palpar) el área del pecho. Igualmente, se pueden escuchar un ruido cardíaco adicional (ritmo de galope S4) y un soplo cardíaco distintivo al auscultar el pecho con un estetoscopio. Sin embargo, algunos pacientes pueden no presentar este soplo. Si el líquido se represa en los pulmones, pueden presentarse crepitaciones allí.

La presión arterial generalmente es normal.

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

El tratamiento

Los pacientes con síntomas severos pueden necesitar hospitalización para realizarles un diagnóstico y tratamiento.

La cirugía de emergencia puede ser necesaria para fugas o filtraciones graves, generalmente como resultado de una infección, un ataque cardíaco o ruptura de la estructura de una válvula.

Los medicamentos pueden abarcar:

  • Antibióticos para combatir cualquier infección bacteriana
  • Antiarrítmicos para controlar los ritmos cardíacos
  • Anticoagulantes para evitar la formación de coágulos si se presenta fibrilación auricular (empleados principalmente para pacientes con regurgitación mitral crónica)
  • Digitálicos para fortalecer los latidos del corazón
  • Diuréticos para eliminar el exceso de líquido en los pulmones
  • Vasodilatadores para dilatar los vasos sanguíneos y reducir la carga de trabajo del corazón

Si la presión arterial no se puede controlar, se puede emplear un balón de contrapulsación aórtica (IABP, por sus siglas en inglés) para ayudar a impulsar la sangre hacia la aorta, la principal arteria del corazón.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico del paciente depende de la causa y gravedad de la fuga o filtración de la válvula. Las formas más leves se pueden convertir en una afección crónica.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM