Consulta de Endocrinología

Los endocrinos de la Clínica DAM son expertos en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades endocrinas, ocupándose de problemas que abarcan desde la diabetes hasta los trastornos debidos al sobrepeso así como problemas derivados de cánceres o tumores en glándulas endocrinas.
Precio de la consulta 50 €

Lactancia materna

Lactancia materna, amamantamiento o lactancia natural. El hecho de optar por amamantar es una decisión que sólo usted puede tomar y merece una reflexión cuidadosa.

Los expertos están de acuerdo con que amamantar a su bebé durante cualquier período de tiempo, no importa cuán corto sea, brindará gratificación tanto para usted como para su bebé. La leche materna es la fuente de alimento natural para los bebés menores de un año.

Amamantar es un proceso que no ofrece dificultad para la mayoría de las personas. Para otras, puede tomar tiempo y práctica. Sin embargo, con la ayuda de las enfermeras, expertos en lactancia materna, el médico o grupos de apoyo, usted puede disfrutar de los beneficios y recompensas del hecho de amamantar.

Ver también:

Recomendaciones

BENEFICIOS PARA SU BEBÉ

La leche materna es la mejor fuente de nutrición durante los primeros 6 meses de vida.

  • Contiene cantidades apropiadas de carbohidratos, proteínas y grasa
  • Suministra las proteínas (enzimas) digestivas, los minerales, las vitaminas y las hormonas que los bebés necesitan

La leche materna también contiene anticuerpos de la madre que pueden ayudar al bebé a resistir las infecciones como meningitis.

Los bebés amamantados por la madre tienen menos probabilidades de tener:

Los bebés amamantados pueden presentar menos riesgo de desarrollar:

BENEFICIOS PARA LA MADRE

Las madres que amamantan a sus bebés también disfrutan de algunos beneficios y recompensas:

  • Un vínculo único entre madre e hijo
  • Pérdida de peso más fácilmente
  • Menos sangrado después del parto

La lactancia materna puede ahorrar tiempo y dinero, incluyendo:

  • Costo más bajo en la alimentación; hasta $1,000 de ahorro por año
  • No tener que limpiar biberones
  • No tener que preparar leche maternizada (la leche materna está siempre disponible a la temperatura apropiada)
  • Disminución del riesgo de cáncer de mama, algunos tipos de cáncer ovárico y osteoporosis

Mientras usted esté amamantando, tendrá menos probabilidades de tener períodos menstruales.

OTROS FACTORES

Algunas circunstancias pueden cambiar los planes para amamantar. Qué y cómo come el bebé pueden finalmente depender del estado físico del niño y de la salud suya después del nacimiento. Sin embargo, con la ayuda de un especialista, la mayoría de los bebés, incluso los prematuros, se pueden amamantar.

Algunos bebés no pueden tomar suficiente leche materna al amamantarse debido a:

  • Defectos congénitos de la boca (labio leporino o paladar hendido)
  • Dificultad para succionar
  • Problemas digestivos (galactosemia)
  • Nacimiento prematuro
  • Tamaño pequeño
  • Estado físico débil

Consulte con el especialista en lactancia si se presenta:

Se aconseja no amamantar a algunas madres con ciertos problemas de salud, tales como:

  • Lesiones activas por herpes en la mama
  • Tuberculosis activa, no tratada
  • Infección por VIH (virus de inmunodeficiencia humana) o SIDA
  • Nefritis
  • Enfermedades graves (cardiopatía o cáncer, por ejemplo)
  • Desnutrición grave

RECURSOS

Lea el artículo sobre consejos para la lactancia para conocer las formas de superar problemas comunes.

Ver el articulo completo