Laringoscopia Laringoscopia, laringofaringoscopia, laringoscopia indirecta, laringoscopia flexible, laringoscopia de espejo, laringoscopia directa o laringoscopia fibroóptica es una prueba de la laringe usando un tubo de rígido o flexible, llamado laringoscopio, que se coloca en la boca. Es un examen de la parte posterior de la garganta, incluyendo la laringe que contiene las cuerdas vocales y le permite a uno hablar. Dependiendo de las circunstancias, se puede necesitar anestesia. Forma en que se realiza la laringoscopia La laringoscopia se puede hacer de tres maneras: En la laringoscopia indirecta, se usa un pequeño espejo sostenido en la parte posterior de la garganta. El médico proyecta una luz sobre el espejo para ver el área de la garganta. Este procedimiento simple y rápido casi siempre se hace en el consultorio médico mientras usted está despierto. Se puede emplear un medicamento para insensibilizar la parte posterior de la garganta. En la laringoscopia fibroóptica, se usa un telescopio flexible pequeño el cual se pasa a través de la nariz hasta la garganta. Ésta es la forma más común para examinar la laringe. Usted está despierto para el procedimiento y le rociarán anestésico en la nariz. Normalmente este procedimiento tarda menos de un minuto. En la laringoscopia directa, se usa un tubo llamado laringoscopio, el cual se coloca en la parte posterior de la garganta. El tubo puede ser flexible o rígido. Este procedimiento le permite al médico ver más profundamente en la garganta y extraer un objeto extraño o una muestra de tejido para una biopsia. Se realiza en un hospital o centro médico bajo anestesia general, lo cual quiere decir que usted estará dormido y sin dolor. Preparación para la laringoscopia La forma de prepararse para el examen depende de qué tipo de laringoscopia se realice. Si se va a hacer bajo anestesia general, le pueden solicitar que no…