Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €


Ilustración:

Lesión en columna

Lesión en columna. La médula espinal contiene los nervios que transportan mensajes entre el cerebro y el cuerpo. La médula pasa a través del cuello y la espalda. Una lesión de la médula espinal es muy grave porque puede causar pérdida del movimiento (parálisis) por debajo del sitio de la lesión.

Consideraciones generales

Cuando alguien tiene una lesión de columna, el movimiento adicional puede causarle mayor daño a los nervios en la médula y, algunas veces, puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Si se sospecha que alguna persona lesionada podría tener una lesión de columna, NO se la debe mover ni siquiera un poco, a menos que sea absolutamente necesario (por ejemplo, para sacarla de un automóvil en llamas).

Si se duda de que la persona tenga una lesión de columna, se debe suponer que en verdad la tiene.

Causas

  • Herida penetrante o de bala
  • Traumatismo directo en cara, cuello, cabeza o espalda (por ejemplo, accidente automovilístico)
  • Accidente al zambullirse en el agua
  • Shock eléctrico
  • Torcedura extrema del tronco
  • Lesión deportiva (caer al suelo sobre la cabeza)
  • Golpe fuerte en la cabeza o el cuello, accidente automovilístico, caída de una gran altura

Síntomas

  • Cabeza sostenida en una posición inusual
  • Entumecimiento u hormigueo que se irradia brazo o pierna abajo
  • Debilidad
  • Dificultad para caminar
  • Parálisis de brazos y piernas
  • Pérdida del control de esfínteres
  • Shock (piel fría y húmeda, uñas y labios azulados, apariencia aturdida o semi-inconsciente)
  • Pérdida del conocimiento
  • Rigidez o dolor en el cuello, dolor de cabeza

Primeros auxilios

El objetivo principal es mantener a la persona inmóvil y segura hasta que llegue la ayuda médica.

  1. El socorrista u otra persona debe llamar al número local de emergencias (112 en España)
  2. Sostener la cabeza y cuello de la persona lesionada en la misma posición en que se los encontró. No se debe intentar reubicar el cuello y tampoco dejar que el cuello se doble o se tuerza

SI LA PERSONA NO REACCIONA:

  1. Revisar la respiración y la circulación de la persona y administrar respiración boca a boca y RCP, de ser necesario.
  2. No inclinar la cabeza hacia atrás al tratar de abrir las vías respiratorias. En lugar de esto, se colocan los dedos en la mandíbula a cada lado de la cabeza y se levanta la mandíbula hacia adelante.

SI SE NECESITA VOLTEAR A LA PERSONA:

La persona no se debe voltear a menos que esté vomitando o ahogada con sangre, o si el socorrista necesita verificar la respiración.

  1. Se necesitan dos personas
  2. Una persona se debe ubicar en la parte de la cabeza y la otra a un lado de la persona lesionada
  3. Mantener la cabeza, el cuello y la espalda de la persona lesionada en línea mientras uno de los socorristas la voltea hacia un lado

No se debe

  • Doblar, torcer ni levantar la cabeza ni el cuerpo de la persona
  • Intentar mover a la persona antes de que llegue la ayuda médica, a menos que sea absolutamente necesario
  • Quitar el casco si se sospecha de una lesión de columna

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

Se debe llamar al número local de emergencias (como el 112 en España) si ha habido cualquier lesión que afecte el cuello o la médula espinal.

Ver el articulo completo