Consulta de Urología

La dedicación de nuestros urólogos especialistas posibilita la realización de consultas médicas y pruebas en lapsos de tiempo reducidos, obteniendo a menudo resultados en menos de 3 días.
Precio de la consulta 50 €


Ilustración:

Lesión traumática de vejiga y uretra

Lesión traumática de vejiga y uretra, lesión de la vejiga y la uretra, hematoma vesical, lesión uretral, lesión vesical, fractura pélvica, ruptura uretral o fractura de la pelvis consiste en un daño provocado por una fuerza externa.

Síntomas de la lesión traumática de vejiga y uretra

Los síntomas de emergencia que indican shock o hemorragia son:

[/list] Nota: los síntomas se presentan después de una lesión.

Se puede presentar cicatrización (estenosis) u obstrucción de la vejiga o la uretra a raíz de la inflamación.

Si se presenta retención de orina, existe un mayor riesgo de sufrir infecciones urinarias.

Causas de la lesión traumática de vejiga y uretra

Las lesiones de la vejiga se pueden dividir en:

  • Traumatismo contundente (como un golpe al cuerpo)
  • Heridas penetrantes (como las heridas de bala o de puñal)

La naturaleza de la lesión de la vejiga depende del estado de llenura de ésta en el momento de la lesión y lo que causó dicha lesión.

La lesión traumática de la vejiga no es común y sólo alrededor del 8 al 10% de las fracturas pélvicas están asociadas con lesión a este órgano. Dado que la vejiga está localizada dentro de las estructuras óseas de la pelvis, está protegida de la mayoría de las fuerzas externas. La lesión puede ocurrir cuando hay un golpe en la pelvis tan severo que rompe los huesos y hace que sus fragmentos penetren en la pared vesical.

Otras causas de la lesión de la vejiga o la uretra abarcan:

  • Cirugías de la pelvis o la ingle, incluyendo reparación de hernia e histerectomía abdominal.
  • Cortaduras, rupturas, hematomas y otras lesiones en la uretra (el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo), más frecuente en los hombres.
  • Lesiones por posición a horcajadas (accidentes por fuerza directa que lesionan el área del escroto entre las piernas de un hombre)
  • Lesión por desaceleración (por ejemplo, un accidente automovilístico que ocurre con una vejiga llena mientras se está usando el cinturón de seguridad)

La lesión a la vejiga o a la uretra puede producir escape o fuga de orina al abdomen, lo que lleva a una infección (peritonitis). Este tipo de lesión es más común si la vejiga está llena.

Pruebas diagnósticas de la lesión traumática de vejiga y uretra

Una evaluación de los genitales puede revelar una lesión en la uretra. Si el médico sospecha una lesión, se debe efectuar una radiografía de la uretra usando un colorante (uretrografía retrógrada) que muestre la estructura de las vías urinarias bajas.

El examen también puede mostrar:

  • Lesión vesical o vejiga hinchada (distendida).
  • Si el revestimiento vesical se ha alterado, se puede presentar escape de orina desde allí hacia la cavidad abdominal.
  • Otros signos de lesión pélvica, como hematomas sobre el pene, el escroto y el perineo.
  • Signos de hemorragia o shock, incluyendo disminución de la presión arterial, especialmente en los casos de fractura de la pelvis.
  • Sensibilidad y llenura vesical al tacto (causadas por la retención de orina)
  • Huesos pélvicos inestables y sensibles

Se puede introducir un catéter (una sonda que drena orina del cuerpo) una vez que se haya descartado una lesión.

Ver el articulo completo