#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 p,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 em,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 .column-title,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 .text-divider-double,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 .sep,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 .sep-2,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 .sep-3,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 td,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 th,#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7 caption{color:#70707c;}#wpv-column-13ac1efa8bdaf6f26badf5a8e17364d7:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Lesión del ligamento cruzado posterior

Lesión del ligamento cruzado posterior, lesión de la rodilla en el LCP, lesión de rodilla en el ligamento cruzado posterior o rodilla hiperextendida es un desgarro parcial o completo, o un estiramiento de cualquier parte del ligamento cruzado posterior (LCP), el cual está localizado dentro de la articulación de la rodilla.

Consideraciones

El médico llevará a cabo un examen físico para revisar si hay signos de lesión del ligamento cruzado posterior (LCP). Esto incluye mover la articulación de la rodilla en diversas direcciones.

El médico también puede revisar si hay presencia de líquido en la articulación de la rodilla. Esta prueba puede mostrar sangrado en la articulación.

Una lesión del ligamento cruzado posterior se puede observar por medio de uno de los siguientes exámenes:

Síntomas de la lesión del ligamento cruzado posteriorCausas de la lesión del ligamento cruzado posterior

El ligamento cruzado posterior (LCP) es el ligamento más fuerte de la rodilla y se extiende desde la superficie posterosuperior de la tibia (hueso entre la rodilla y el tobillo) hasta la superficie frontal inferior del fémur (hueso que se extiende desde la pelvis hasta la rodilla).

El ligamento impide que la articulación de la rodilla presente inestabilidad posterior, es decir, impide que la tibia se mueva demasiado y que se vaya por detrás del fémur.

El ligamento cruzado posterior generalmente se lesiona por extensión excesiva de la rodilla (hiperextensión), lo cual puede suceder si usted aterriza torpemente después de saltar. El LCP también puede resultar lesionado por un golpe directo a la rodilla flexionada, como aplastar o romperse la rodilla en un accidente automovilístico (llamado “lesión de la articulación de la rodilla contra el tablero de instrumentos”) o caer con fuerza sobre una rodilla doblada.

La mayoría de las lesiones del LCP ocurren con otras lesiones de ligamentos y traumatismo grave en la rodilla. Esta lesión generalmente ocurre con una dislocación de rodilla, la cual tiene una alta probabilidad de lesionarse nervios y vasos. Si usted sospecha de una lesión en el LCP, es importante que un profesional médico lo examine inmediatamente.

Primeros auxilios de la lesión del ligamento cruzado posterior

Inicialmente, la lesión del LCP se trata:

  • Revisando el pulso y la circulación en el área.
  • Colocando una férula.
  • Aplicando hielo en el área.
  • Elevando la articulación (por encima del nivel del corazón).
  • Tomando antinflamatorios no esteroides (AINES) para el dolor.
Limite la actividad física hasta que la inflamación disminuya, el movimiento sea normal y el dolor desaparezca. La fisioterapia le puede ayudar a recuperar la fuerza en la articulación y en la pierna. Si la lesión sucede de repente (aguda) o si usted tiene un nivel de actividad alto, puede requerir una cirugía, que puede ser ya sea una artroscopia de rodilla o una reconstrucción quirúrgica “abierta”.

La edad influye en el resultado del tratamiento.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94