Consulta de Neurología

En la Unidad de Neurología de la Clínica DAM, proporcionamos servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las patologías que afectan al sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo.
Precio de la consulta 50 €

Traumatismo de craneo

Traumatismo de craneo es cualquier tipo de traumatismo que lleva a una lesión del cuero cabelludo, el cráneo o el cerebro. Las lesiones pueden variar desde un pequeño abultamiento en el cráneo hasta una lesión cerebral grave.

El traumatismo craneal se clasifica como cerrado o abierto (penetrante).

  • Un traumatismo craneal cerrado significa que la persona recibió un golpe duro en la cabeza al golpear un objeto.
  • Un traumatismo craneal abierto o penetrante significa que la persona fue golpeada con un objeto que rompió el cráneo e ingresó al cerebro. Esto suele suceder cuando la persona se desplaza a alta velocidad, como al salir disparado a través del parabrisas durante un accidente automovilístico. También puede suceder por un disparo en la cabeza.

Existen algunos tipos de traumatismos craneales, de los cuales dos tipos comunes son:

  • La conmoción cerebral que es el tipo de lesión cerebral traumática más común.
  • La contusión que es un hematoma en el cerebro.

Ver también:

Consideraciones generales

Cada año, millones de personas sufren un traumatismo craneal y la mayoría de estas lesiones son leves porque el cráneo proporciona considerable protección al cerebro. Los síntomas de los traumatismos craneales menores generalmente desaparecen por sí solos. Sin embargo, más de medio millón de traumatismos craneales al año son lo suficientemente graves como para que se deba hospitalizar a la víctima.

El hecho de aprender a reconocer un traumatismo craneal grave y administrar los primeros auxilios básicos puede establecer la diferencia en el hecho de salvar la vida de una persona.

En los pacientes que han sufrido un traumatismo craneal severo, a menudo hay uno o más sistemas de órganos lesionados. Por ejemplo, un traumatismo craneal algunas veces está acompañado de una lesión en la columna.

Causas

Entre las causas más comunes de traumatismo craneal se encuentran los accidentes de tránsito, las caídas, la agresión física, al igual que los accidentes laborales, en el hogar, al aire libre o mientras se practican deportes.

Algunos traumatismos craneales causan daño cerebral prolongado o irreversible, el cual puede ocurrir como resultado de una hemorragia intracerebral o de fuerzas que causan directamente daño cerebral. Estos traumatismos craneales más graves pueden ocasionar:

  • Cambios de personalidad, emociones o capacidades mentales
  • Problemas del habla y el lenguaje
  • Pérdida de la sensibilidad, la audición, la visión, el gusto o el olfato
  • Convulsiones
  • Parálisis
  • Coma

Síntomas

Los signos de un traumatismo craneal pueden aparecer inmediatamente o desarrollarse con lentitud después de varias horas. Incluso si no hay fractura del cráneo, el cerebro puede chocar contra el interior del cráneo y presentar hematoma (llamada conmoción cerebral). La cabeza puede lucir bien, pero las complicaciones podrían resultar del sangrado dentro del cráneo.

Al encontrarse con una víctima que acaba de sufrir un traumatismo craneal, se debe tratar de averiguar qué pasó. Si la víctima no puede decírselo, se deben buscar indicios y preguntarle a los testigos del accidente. Siempre se debe suponer que en cualquier traumatismo craneal grave también hay una lesión de la médula espinal.

Los siguientes síntomas sugieren la presencia de un traumatismo craneal más grave, distinto a la conmoción cerebral o a la contusión, y requiere tratamiento médico urgente.

  • Pérdida del conocimiento, confusión o somnolencia
  • Frecuencia respiratoria baja o caída de la presión arterial
  • Convulsiones
  • Fractura en el cráneo o en la cara, hematomas faciales, hinchazón en el sitio de la lesión o herida en el cuero cabelludo
  • Secreción de líquido por la nariz, la boca o las orejas (puede ser transparente o sanguinolento)
  • Dolor de cabeza fuerte
  • Mejoramiento inicial seguido de un empeoramiento de los síntomas
  • Irritabilidad (especialmente en los niños), cambios en la personalidad o comportamiento inusual
  • Inquietud, torpeza o falta de coordinación
  • Problemas en el habla o visión borrosa
  • Incapacidad de mover una o más extremidades
  • Cuello rígido o vómito
  • Cambios en la pupila
  • Incapacidad para oír, ver, oler y percibir un sabor

Primeros auxilios

Se debe conseguir ayuda médica de inmediato si la persona:

  • Se torna inusualmente soñolienta
  • Presenta dolor de cabeza o rigidez en el cuello fuerte
  • Vomita más de una vez
  • Pierde el conocimiento (incluso así sea breve)
  • Se comporta de manera anormal

Para un traumatismo craneal de moderado a grave, se recomienda tomar las siguientes medidas:

  1. llamar al 112 (en España).

Ver el articulo completo