#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 p,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 em,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 .column-title,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 .text-divider-double,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 .sep,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 .sep-2,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 .sep-3,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 td,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 th,#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88 caption{color:#70707c;}#wpv-column-2b5d1a70aa17504202ac1bec002f5e88:before{background-color:transparent;}
Perfiles Analíticos
Más del 70 por ciento de todas las decisiones de salud se basan en la información vital proporcionada por los análisis clínicos realizados en los laboratorios

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Leucemia mielógena aguda
Ver prueba de laboratorio de Perfil de Anemias

Leucemia mielógena aguda o leucemia granulocítica aguda es un cáncer que comienza dentro de la médula ósea, el tejido blando en el interior de los huesos que ayuda a formar las células sanguíneas. El cáncer crece a partir de las células que normalmente se convertirían en glóbulos blancos.

Aguda significa que la enfermedad se desarrolla rápidamente.

Ver también:

Síntomas de la leucemia mielógena agudaCausas de la leucemia mielógena aguda

La leucemia mielógena aguda (LMA) es uno de los tipos de leucemia más comunes entre los adultos y es un tipo de cáncer raro en personas de menos de 40 años. Generalmente ocurre alrededor de los 60 años y es más común en hombres que en mujeres. (Este artículo estará enfocado hacia la leucemia mielógena en adultos).

Las personas con este tipo de cáncer tienen células anormales dentro de su médula ósea, las cuales crecen muy rápidamente y reemplazan a las células sanguíneas sanas. La médula ósea, que ayuda al cuerpo a combatir infecciones, finalmente deja de trabajar correctamente. Las personas con este tipo de leucemia se vuelven más propensas a infecciones y presentan un aumento del riesgo de sangrado, a medida que las cantidades de células sanguíneas sanas disminuyen.

En la mayoría de los casos, el médico no puede determinar la causa de este tipo de leucemia; sin embargo, se cree que los siguientes factores llevan a algunos tipos de leucemia, incluyendo la leucemia mielógena aguda:

  • Ciertos químicos (como el benceno)
  • Ciertos fármacos quimioterapéuticos, incluyendo etopósido y otros conocidos como alquilantes
  • Radiación
Asimismo, los problemas con los genes también pueden desempeñar un papel en el desarrollo de esta afección.

Uno tiene un riesgo mayor de sufrir este tipo de leucemia si tiene o tuvo cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Un sistema inmunitario debilitado (inmunodepresión) debido a un trasplante de órganos
  • Trastornos sanguíneos, como:
  • Exposición a la radiación y a químicos
[/list] Exámenes y pruebas de la leucemia mielógena aguda

El médico llevará a cabo un examen físico. Puede haber signos de inflamación del bazo, del hígado o de los ganglios linfáticos.

Un hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC) muestra anemia y un número de plaquetas bajo, mientras que un conteo de glóbulos blancos sanguíneos puede ser alto, bajo o normal.

El aspirado medular mostrará si hay algunas células leucémicas.

Si el médico sabe que uno tiene este tipo de anemia, se llevarán a cabo exámenes adicionales para determinar el tipo específico de LMA. Existen 8 subtipos de leucemia mielógena aguda, los cuales van desde M0 hasta M7, sobre la base de cuáles células sanguíneas son anormales.

El tratamiento de la leucemia mielógena aguda

El tratamiento consiste en utilizar medicamentos para destruir las células cancerosas, lo cual se denomina quimioterapia; pero este procedimiento también elimina células normales. Esto puede causar efectos secundarios, como sangrado excesivo y aumento del riesgo de infección.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94